Archivo de la categoría: Hombres lobos

SILVERHIDE – Keith R. Robinson – GB – 2014 – Terror

Featured imageHay veces que con solo ver los primeros segundos de una película ya sabes que va a ser, con perdón, una mierda. Y ya no hablo de la propia película sino de esos segundos previos donde ves los logotipos de las productoras que concurren a la misma. Este es un buen ejemplo ya que solo hay que ver como aparecen dos rótulos hechos con Corel sin animación ninguna para fruncir el ceño. Pero bueno, que una película sea evidentemente de bajo presupuesto no quiere decir nada; lo que sí quiere decir algo ya es cuando vienen los siguientes segundos…

Nada más empezar la película vemos como a una oveja de peluche la destripa algún ser o ente invisible. Lo de la oveja de peluche ya debería ser significativo, pues bien, el destripe corrobora la peor de nuestras sospechas. En serio, más cutre no puede ser a no ser que esté hecho adrede o seas un imbécil. Si no tienes presupuesto como para hacer algo decente, no lo hagas. Es la primera regla. O debería.

Pero es que la propia historia es aburrida de narices. Sacan a colación conspiraciones, militares y demás chorradas, pero la mayor parte se la pasan hablando de situaciones personales, recriminándose cosas unos a otros y zzzZZZZ… zzzZZZZ…. Y todo para el clásico “uno menos”, pero con el agravante de que aquí no hay ni correrías. Es tal el nivel de “Me da lo mismo” que uno se olvida hasta de recriminarle los ‘cómos’ o ‘por qués’.

Luego, artísticamente es debatible ya que no dudo que todos los implicados lo han hecho con la mejor intención, pero técnicamente, dejando de lado los precarios efectos especiales –las sombras en la tienda de campaña son sencillamente cómicas-, es de lo peorcito que te puedes encontrar. Oscura es un eufemismo ya que hay escenas que ni llegan a verse. El montaje nos recuerda al de los años ochenta en Bollywood donde cortaban hasta las canciones para pasar de una escena a otra. Algunos personajes están sobrepuestos sin vergüenza ajena, la cámara tiembla como si de un “found footage” se tratase, el audio en directo es igual de amateur, las notas del piano están más pasadas de moda que el primer “Resident Evil”, y acabas del sonido del viento hasta los mismísimos…

Resumiendo, “Silverhide” es la típica película de aficionados o gente que busca su oportunidad que alguna distribuidora nos cuela poniéndole una decente carátula aprovechándose del insaciable apetito del aficionado al género. Aburrida y sin calidad. Una autentica pérdida de tiempo. Claramente, candidata a truño del año.

Featured image

CUANDO DESPIERTA LA BESTIA – Jonas Alexander Arnby – 2014 – Dinamarca – Terror/Drama

Featured imageCuando uno va a ver una película nórdica ya sabe a lo que va. Muchos dicen que el ritmo de las películas asiáticas es lento, pues estas no se quedan atrás, es más, en muchos casos les sacan una cabeza.

“Cuando la bestia despierte” es un claro ejemplo de este espíritu cinematográfico, un film con un ritmo lento, sin tensión y con gusto en embelesarse en imágenes que buscan un significado que quizás no lo necesita. Si alguno piensa que por ser un presunto film de terror e incluso basarse en una figura como la de los hombre-lobos, va a ganar en algo de contundencia, va a estar muy equivocado. Y ya no es tanto el ritmo sosegado como lo previsible que es la película.

El film nos presenta a una jovencita con una madre enferma. La primera imagen es de la misma pasando por una revisión médica, por lo que no hay que ser muy listo para saber que esta puede estar aquejada del mismo mal. ¡Pero si encima sabemos que la cosa va de hombres-lobos…! Coño… más claro agua.

Y así van paulatinamente enseñándonos como la protagonista se resigna a volverse como su madre y bla, bla, bla, bla… amagándonos más que enseñándonos síntomas de su licantropía. Pues bien, con esas ganas, dígase ambición, y formas tediosas, la película es una mala broma para los aficionados al género. A los amantes del cine de autor les encantará esa originalidad, introspección, psicoanálisis del drama humano y otra tanda de bla, bla, blas, pero repito, para los amantes a la figuras de los hombres-lobos –mujer en este caso- la película le parecerá un cortometraje estirado.

Las interpretaciones no son malas encontrándonos al hermano mayor del más conocido internacionalmente Mads Mikkelsen, pero uno no acude a este film para eso.

El maquillaje por su lado, creíble, pero que nadie se espere transformaciones completas. Pelillos y alguna garrilla, poco más.

Resumiendo, imaginaros a Bergman haciendo una película de hombres-lobos. Cine de autor empeñado en buscar una credibilidad innecesaria. El cine fantástico se llama fantástico por algo, y yo no quiero Mesías que sepan lo que es mejor para nosotros cuando en realidad nos están aburriendo mortalmente… Ah, pues ya está claro; por eso es una película de terror.

Featured image