Archivo de la categoría: Comuna

Tráiler para “Broken Darkness”, apocalipsis caníbal.

Vámonos algo lejos para saber algo de una producción realizada en Sudáfrica, una cinematografía poca conocida la de este país y aun menos dentro del género del terror. Hablamos de Broken Darkness película en la que se combina la ciencia ficción y el terror.  Este film ha sido escrito y dirigido por el desconocido realizador Christopher-Lee dos Santos.

Aunque ya ha rodado diversos títulos en su país de origen como Angel of the Skies, cinta con la que debutaría en el largometraje en 2011 tras haber rodado varios cortos anteriormente. Broken Darkness que como era de suponer cuenta también con un reparto de lo más desconocido para estos lares ibéricos. En su elenco principal nos encontramos con nombres como los de Sean Cameron Michael, Suraya Santos, Brandon Auret y Brendan Murray.

La trama que se cuenta en Broken Darkness es la de un hombre que pierde a su hijo y está obligado a vivir en un mundo subterráneo. Allí se unirá a una joven con la que se ha de enfrentar una extremadamente peligrosa raza de mutantes caníbales. Por ahora se sabe que Broken Darkness se estrenara este año aunque sin fecha confirmada.

Anuncios

Bienvenidos al primer teaser tráiler que os llevará a “Castle Rock” de la mano de Stephen King y J.J. Abrams.

El gran éxito en las taquillas de medio mundo de la nueva adaptación de una de sus novelas, IT (Eso) ha relanzado que las adaptaciones de otras obras del maestro Stephen King vayan a tener su versión cinematográfica o como es en este caso su versión para la pequeña pantalla.

Aunque en este caso no es una adaptación de sus novelas sino una serie de televisión que situara sus historias en Castle rock, ciudad ficticia en la que el célebre escritor  ya había ubicado algunas de sus novelas.

Desde la página oficial de la plataforma online Hulu se acaba de mostrar el que es el primer teaser tráiler para esta serie en la que ha colaborado el propio Stephen King junto al director y productor J.J. Abrams (Star wars, el despertar de la fuerza) y que nos embarcará en la ciudad ficticia donde el escritor ha ubicado la acción de varias de sus novelas y relatos.

El estreno de esta serie será en 2018 y en cuyo reparto nos encontramos a gente como Terry O’Quinn, André Holland, Scott Glenn, Sissy Spacek (Carrie), Melanie Lynskey, Jane Levy y Bill Skarsgard (Pennywise en la nueva adaptación de IT (Eso).

WE ARE STILL HERE – Ted Geoghegan – EEUU – 2015 – Terror

Featured imageEl otro día escribiendo la introducción de una de estas mierreseñas de una película de cuyo nombre ahora no me acuerdo –así de mala sería…- decía que una de las premisas más repetidas en el género del terror era el de encontrar a unos jóvenes de festerola, fiestuki o farra –según en qué latitud del infierno te encuentres- antes de que les acontezca la tragedia. Pues bien, el de una familia –principalmente norteamericana o anglosajona- que se traslada a un nuevo hogar, no se queda muy atrás que digamos.

Luego son los distintos ingredientes y tono los que hacen que la película quiera distanciarse del montón, y al menos en esta “We are still here” dándose cuenta de que su propuesta inicial es simplemente un “más de lo mismo” intenta llevar al límite esas diferencias. Aunque bien mirado… ¿Qué fue primero el huevo o la gallina? ¿Y si esos tópicos y clichés fueran algo buscado?

Porque veréis, aquí no se tarda mucho no solo en presentarnos a los “invitados” especiales de la película sino hacerlo de una manera igualmente, por mucho que me repita, especial. Tras esos clásicos minutos de jugar al “escondite” y contarnos el trasfondo histórico del argumento, trasfondo que bebe de aquel caso real acontecido en Southington en la que se basó “Exorcismo en Connecticut”, nos toparemos con unos “espíritus” menos estáticos de lo que suele ser habitual en el género. En cierta forma, y aunque las distancias sean excesivas, tuve las mismas sensaciones de cuando vi por primera vez “28 días después”. ¿Entendéis por dónde van los tiros, no?

Pero si esta interpretación es subjetiva del criterio de cada uno, lo que no tiene discusión es el giro que da la película tras el primer ataque. A partir de ese momento el film se llena de un humor sibilino pero socarrón, lleno de indirectas al género que sin entrar directamente en el homenaje no se esconderá en hacer algún guiño.

Tanto los personajes, esos hippies venidos a menos, parodia soterrada de los Warren quienes casualmente tuvieron que ver con el caso de Southington, como los conceptos estereotipados de comunidades cerradas, alcoholismo consentido y mentalidades más egoístas que retrogradas, se convertirán en los objetivos de la mirada crítica de sus responsables.

Y ya no es tanto la ruptura con lo previsible con esa perspectiva ácida y transgresora como facilitar la asimilación de otros elementos que de otra manera no cabrían por propuesta. Dígase por ejemplo, el aumento de sangría hasta rozar peligrosamente –o no- el terreno del gore.

Si sumamos una buena dirección artística, alguna que otra interpretación impactante y un buen manejo de la cámara si exceptuamos alguna innecesaria cámara al hombro, tenemos encima un conjunto que intenta eludir la etiqueta de serie B.

Resumiendo, “We are still here” es una película que demuestra que aún se pueden hacer cosas interesantes con historias y planteamientos que parecían agotados. Miedo no da, pero entretiene mucho más que espectáculos a priori más divertidos.

Featured image

SOMOS LO QUE SOMOS – Jim Mickle – EEUU/Francia – 2013 – Terror/Drama

AFeatured image veces hay que ser valiente. Estoy seguro que esta película a muchos les parecerá una serie B, e incluso a los más exagerados, un telefilm de sobremesa; sin embargo, yo voy a ser valiente y voy a decir que me ha gustado mucho. Tengo claro que tiene sus limitaciones, pero es esa típica película que “casi” sin saber por qué, en conjunto me ha ofrecido un producto contundente y con mucho gusto por el detalle; vamos, lo que le pido a una película.

Pero antes de empezar tengo que decir que el film en un remake de la película mexicana “Somos lo que hay”, producción que no he tenido el gusto –todavía- de ver. Está claro que muchos de los aciertos de la misma se deberán a la obra original, pero quizás lo que más me ha gustado de esta son detalles de su puesta en escena que habrá que achacar a sus responsables y no a los de aquella.

Porque para empezar, la historia es bastante sencilla, centrada en una familia de fuertes creencias religiosas y un padre bastante déspota. Sin ser un tópico, sí que es una referencia utilizada varias veces en el género.

Luego, hay dos formas de ver la película, algo que puede parecer una obviedad, pero que aquí tiene una relativa importancia. Esas dos formas son: sabiendo de qué va, y desconociendo que se tienen entre manos los protagonistas. Yo tengo que reconocer que lo sabía, pero aun así –de ahí esa ‘relativa importancia’ que había dejado en el aire un par de frases antes- la película se encarga de ir descubriendo ese misterio poco a poco, mezclando diferentes intereses y matices de la personalidad de los protagonistas como para en cierta forma separar el film del género adentrándose en el terreno del drama.

Pero que se me entienda, esto no es un drama, ni siquiera un film de esos tan de moda de terror psicológico que se empeñan en mostrarnos padres desequilibrados; el terror de “Somos como somos” es real, tan real que quién sabe si no habrá un caso como este por ahí en otra América profunda, España profunda o Europa profunda… Sin embargo, si aclarábamos que esto no era un drama psicológico, tampoco a raíz de lo que acabamos de decir es un soso thriller policiaco de esos de “Basado en hechos reales”; sus responsables han buscado tanto el equilibrio, sumando un buen puñado de escenas inquietantes, que pocos echarán en falta la sangre.

Pero vuelvo al principio: por mucho que el film mezcle conceptos conocidos o sea un remake, su realizador Jim Mickle -un tipo al que hay que seguir muy de cerca y que este mismo año nos ha regalado esa otra joya de “Frío en Julio”- sabe dónde tiene que poner la cámara en cada momento para buscar en los gestos ese impacto visual tan categórico como la propia impronta de género del film. Está claro que en esto tienen mucho que decir las dos jóvenes protagonistas de la película que viven su situación como si fuese propia, pero los elegantes movimientos de cámara junto a esa sensibilidad oportuna de su realizador, conforman un conjunto que puede llegar incluso a asombrar a aquellos que crean que un film de género no hay sitio para otro tipo de contemplación que no sea ese aburrimiento que tan bien conocen y ponen en práctica los nórdicos.

Por el otro lado aquí hay imágenes muy a lo… ¿serie de televisión? como esas en las que se nos va repasando a todos los personajes de la película previo a un intermedio o parón publicitario, pero en lugar de ofrecer una imagen muy comercial, al contrario de lo parecía desprenderse de mis palabras en el anterior párrafo de casi “gafapastísmo”, las mismas encajan como un guante cuando confluyen varios momentos claves de los mismos, convirtiéndose en los simbólicos pasos de baile de una dramática coreografía al son de la desesperación y de naipes marcados. (¡Toma ya!)

Tengo claro que estoy siendo bastante enigmático, pero hay que tener en cuenta que no quiero desvelar mucho de la película, y contrariamente dejar claro que no estamos ante un remake más, ni siquiera una película más.

La extraordinaria aunque tímida Banda Sonora del especialista Jeff Grace y Phil Mossman, la fotografía, esos flashbacks históricos como regalos extras, lo que no cuenta…

Resumiendo; “Somos lo que somos” en una cruel fábula, siniestra y descarnada, pero también elegante, sensible e inconformista tanto por desmarcarse de este tipo de historias como por mostrarnos a unos personajes no se resignan a ser títeres del destino. De lo mejorcito en el género en los últimos años.
Featured image   /   Featured image

THIRD EYE – Aloy Adlawan – Filipinas – 2014 – Terror

Featured imageReseña hecha para “Nido de Cuervos”

http://elcuervoenteradillo.blogspot.com.es/
2015/01/critica-third-eye.html

Featured image    /    Featured image

WHERE THE DEVIL HIDES – Chistian E. Christiansen – 2014 – EEUU – Terror

Featured imageDe nuevo nos llega una producción respaldada por productoras de cierto renombre y algunas caras conocidas al frente del reparto que nos hacía pensar que no estábamos ante una serie B más.

Colm Meaney, Jennifer Carpenter y sobre todo un Rufus Sewell por el que siento una especial simpatía desde que lo descubriese en aquella obra de culto que fue “Dark City”, hacían presagiar un mínimo de calidad. Y sí, calidad hay: está medianamente bien dirigida y aspectos como la dirección artística y la fotografía respaldan esa opinión ofreciéndonos un producto con una imagen intachable; sin embargo cuando empezamos con la historia…

“Where the devil hides” –o “The devil’s hand” por como también es conocida- nos sitúa dentro de una comunidad amish, un escenario que si bien no es original, todavía no está muy trillado. Aunque es cierto que parece ir a rebufo de la actualidad, tanto por esos títulos del género que buscando encontrar un hueco recurren a comunas, como por esas series documentales tipo “Mafia amish” cuya intención es denunciar y hasta escandalizar.

A partir de ahí introducen temas no menos populares en los últimos tiempos como el Apocalipsis demoníaco para contrariamente ofrecernos algo cercano al slasher más juvenil y estereotipado. Primer error: tanta parafernalia para que el “protagonista” sea un tipo encapuchado con una hoz.

Con esa decepción, se juega al despiste entre los numerosos personajes para que las sospechas vayan de unos a otros metiéndonos encima elementos como esos ataquitos de la heroína para desorientarnos aún más.

Es cierto que se nos ofrece un par de escenas –las que no tienen que ver con el tío de la corvilla- bastante efectistas –aunque una sea un claro homenaje-, pero lamentablemente no existe continuidad con lo que la irregularidad del film se hace más patente.

Sí, su minuto final es lo mejor de la peli dando a entender que su continuación depararía más sensaciones que esta, pero eso más que un aliciente es un elemento en su contra.

Para acabar, una de chorradas. Hay que ser muy tonto para hacernos pasar a una chica de ya 26 años como la actriz que encarna a Sarah, por una de 17.

Resumiendo, “Where the devil hides” es un film insulso e irregular, que aprueba por algunos detalles concretos y porque técnica y artísticamente es solvente.

Featured image

SPEAK NO EVIL – Roze – 2014 – EEUU – Terror

Interesante producción en la que incluso evidenciándosele claras influencias resulta algo original. No deja de ser un cocktail de conceptos de moda, pero sin intentar engañar a nadie, entretiene.

Lo malo es que cuando llega a su desenlace, termina perdiendo todo lo ganado en los minutos anteriores, principal handicap por otro lado de los jóvenes realizadores del género a día de hoy.

Para empezar, el film está rodado con una factura neo-realista, algo que sumado al escenario y a ciertos personajes da casi la sensación de ser una road-movie de sobremesa de Antena3. El drama de una madre que pierde a su hija aumenta la sensación. Por suerte, hábilmente se nos mezcla una imagen propiamente de género que despertará el interés del aficionado.

Aunque el suspense se mantendrá con la incorporación de situaciones que, aunque fuera de género, nos tendrá en tensión –genial ese padre veterano de guerra- la película pronto se encargará de reventar el misterio metiéndose por esas sendas conocidas dando lugar a una mezcla de film de horror y acción, una divertida combinación entre “Los chicos del maíz”, “El pueblo de los malditos” y “REC 3”.

Lamentablemente, como decía, al final termina por estropearse la hora inicial cuando se busque solución –la explicación se la dejan por el camino como es habitual en el género-, dándonos una respuesta insatisfactoria además de precipitada. Por suerte, la película se beneficia de la mediocridad reinante, convirtiéndose en un mal menor bastante asumible.

Las interpretaciones no llegan a ser malas –especialmente esa niña en la iglesia- y los efectos especiales aunque modestos e inocentes no desentonan con el buen nivel general.

Resumiendo; entretenido film que sin grandes alardes convence conociendo sus limitaciones y combinando conceptos que en su justa medida confeccionan una fórmula que funciona. Tanto, como para perdonarle sus defectos.

P.D.: No me extrañaría que se convirtiese en un film de culto con alguna que otra secuela.

LA HERMANDAD – Julio Martí Zahonero – España – 2013 – Terror

En este país de… benditos, en el que echamos por tierra lo patrio simplemente por esa idiosincrasia de choteo y creer que todo es tan chapucero como uno mismo puede serlo/rubricarlo, y sin embargo nos postramos ante producciones extranjeras que no lo merecen por llevar simplemente un “Producido por…” o “Vomitado por…” (Especialmente si es gente como Tarantino), hay veces que caen víctimas de ese proceder productos como esta “La hermandad”.

El film, siendo sinceros, no es un buen film de terror; miedo no da y tiene fallos, pero es correcto dada la media del género involucrada en una moda de “found footage” insípida y trillada.

He leído autenticas barbaridades sobre la película, comentarios ofensivos sobre su protagonista cuando creo –insisto, creo- que su interpretación es muy válida, y jocosas bromas sin sentido sobre su guion.

Está claro que tiene carencias y peca de explotar influencias, pero de ahí a masacrarla va un trecho. Y más cuando la dirección artística –la de su máximo responsable como realizador ya es más cuestionable…- brilla trasladándonos a un monasterio lúgubre y con mucho misterio.

Su final, puede ser previsible, pero guarda un sentimentalismo que en esta ocasión enlaza con los grandes títulos del género.

Resumiendo, se deja ver. Por encima de producciones para jovenzuelos que solo buscan el susto por el susto o una identificación con sus protagonistas con las hormonas desbocadas.

THE SACRAMENT – Ti West – EEUU – 2013

Empalmo esta película de Ti West tras dejar otra de sus –decepcionantes- obras como fue “Huéspedes”, y de nuevo la acojo con expectativas gracias a sus buenas críticas; sin embargo yo no sé qué buena prensa tiene este tipo y su socio Eli Roth, pero la verdad es que… “The sacrament” se presenta como el enésimo “Found footage”, centrado en este caso en una comunidad religiosa tutelada por un predicador.

Bajo esta excusa hasta el lugar se dirige el hermano de una de las pertenecientes a la comunidad junto a dos especialistas en documentales.

Pues bien, como eso mismo, como documental, la película es encomiable: un drama que trata con crudeza la convivencia y posterior “juicio final”, pero como film de terror… NADA.

Confieso que un par de escenas te ponen un nudo en la garganta, pero no debido al terror sino a la tragedia que se vive. Por otro lado las interpretaciones son soberbias, pero esto no mitiga otros errores como la tomadura de pelo en cuanto a la “cámara al hombro”.

Hay escenas en las que se saltan a la torera la perspectiva subjetiva, en primera persona, para acoger el film con diferentes cámaras, ángulos y zoom aunque eso sí, no se olvidan del “tembleque” para hacernos creer que sigue alguien ahí detrás. Dicho todo así, uno podría aun hacerse el ánimo a verla, pero debo avisar antes que para que la película coja interés, hay que esperar una hora. Hasta ese momento, como decía, un documental y aburridillo para más señas.

Resumiendo, como documental, thriller o drama “The sacrament” es un producto correcto; sin embargo como film de terror es poco menos que un insulto a la inteligencia del público, una manera de abrirse puertas de manera deshonesta.