Archivo de la categoría: Thriller

“Terminator: Dark Fate” presenta su tráiler en versión “Red band” y extendido.

A pesar de la mala recepción en la taquilla de Estados Unidos “Terminator Genisys” la quinta entrega de la saga iniciada en 1984 por James Cameron tuvo un buen recorrido en los mercados internacionales. De hecho, “Terminator Genisys” es la segunda película más taquillera de toda la franquicia (solo detrás de “T2: Judgment Day”) a escala global.

Pero lo que importa al parecer es lo que recaude en Estados Unidos y por ello la nueva secuela de nombre “Terminator: Dark Fate” se olvidara tanto de lo sucedido en las secuelas de “Terminator 3: Rise of the Machines”, “Terminator Salvation” y la ya comentada “Terminator Genisys”. Dando a lugar que esta sexta entrega sea una continuación oficial de “Terminator 2: Judgment Day”.

James Cameron (director de las dos primeras películas), está en la producción de esta entrega que ha estado en las manos del director Tim Miller (Deadpool) y vuelve a contar para el guion con David S. Goyer (El caballero oscuro), David Ellison, Josh Friedman, Billy Ray (Capitán Phillips) y Justin Rhodes (Asesinos a sueldo).

Hay que destacar que Terminator: Dark Fate” también marca el regreso de Linda Hamilton (Terminator 1 y 2), como  Sarah Connor, también regresa Edward Furlong como John Connor, aunque se habla de un cameo y, por supuesto, Arnold Schwarzenegger, de quien se rumorea que no solo regresará como modelo T-800, pero también como el personaje a partir del cual se modeló el cyborg.

Se integran en la saga la actriz Mackenzie Davis (Blade Runner 2049), Diego Boneta (Luis Miguel: La Serie), Gabriel Luna (Agentes de S.H.I.E.L.D.), Natalia Reyes (Birds of Passage) y Enrique Arce (Tango One). “Terminator: Dark Fate” llega a los cines el próximo 1 de noviembre. Mira el nuevo tráiler en su versión Red Band y extendido de la película.

 

 

Anuncios

Tráiler para “Earthquake Bird” el film de terror psicológico con Alicia Vikander.

La actriz Alicia Vikander (Tomb Raider, reboot) es la protagonista del film de terror psicológico de “Earthquake Bird” en cuyas labores de producción se encuentra el director Ridley Scott (Alíen, el octavo pasajero). Producción que se vera en algunas salas de cines y a través de la plataforma de Netflix esta basada en la novela homónima obra de Susanna Jones,

La trama de esta película que llega de manera limitada a los cines de Estados Unidos el próximo 1 de Noviembre y a partir del 15 del mismo mes a Netflix esta ambientada en el año 1989 y se ubica en la ciudad japonesa de Tokio. Sentado en la silla de director se encuentra Wash Westmoreland (Colette), El reparto se completa con Kiki Sukezane, Riley Keough, Sakuma, Kazuhiro Muroyama, Ken Yamamura, Crystal Kay, Akiko Iwase y Jack Huston.

Lucy Fly es una mujer que vive en Japón donde intenta superar un pasado traumático junto con su novio Teiji, un problemático fotógrafo local. Lily Bridges es una joven ingenua que llega a sus vidas, haciendo que Lucy se rompa aun mas emocionalmente cuando esta desaparezca sin dejar rastro.

Red Band tráiler para “Rambo V: Last Blood”.

Este viernes día 20 llega a los cines la nueva aventura de Rambo de nuevo con Sylvester Stallone recuperando a uno de sus personajes míticos. “Rambo V: Last Blood” es la cuarta película del ex soldado que nunca deja su guerra personal atrás. Ahora se presenta su Red Band Trailer.

La película está dirigida por Adrian Grunberg, el director conocido por ser el autor de “Get the gringo” sin duda este es uno de los mejores films que protagonizase en estos últimos años el actor de Mel Gibson. Mientras que el guion es obra de Matt Cirulnick.

La película rodada en parte en las islas canarias esta co-protagonizada por los españoles Sergio Peris-Mencheta, Paz Vega y Oscar Jaenada cuenta como John Rambo se enfrenta a los carteles mexicanos de la droga después de que estos secuestran a la hija de su amiga, Gabrielle.

 

Avance promocional para “Doctor Sueño”, esperando el nuevo tráiler que saldrá este Domingo.

El próximo Domingo llegara el que es el nuevo trailer para “Doctor Sueño” la secuela del clásico de terror “El resplandor”. Ewan McGregor (Transpotting 1 y 2) protagoniza esta cinta que ha dirigido Mike Flanagan (La Maldición de Hill House). Hasta ese momento a través del Twitter oficial se muestra un avance de mas de dos minutos.

Esta película del realizador Mike Flanagan al igual que la obra de “El resplandor” rodada por Stanley Kubrick están basadas en dos novelas del maestro del terror Stephen King. La novela de “El resplandor” fue publicada en el año 1977, mientras que su continuación fue publicada en el 2013.

Danny Torrance, es un adulto alcohólico y sin residencia fija que va de ciudad en ciudad atormentado por sus visiones y por los fantasmas que presencio en su infancia. Un día se muda a la ciudad de New Hampshire, donde encuentra trabajo en una residencia de ancianos y donde se apuntará a las reuniones de Alcohólicos Anónimos. Abra Stone, es una niña que necesita la ayuda de Danny, a ella le persiguen una tribu de seres paranormales que viven del resplandor de los niños especiales.

 

Nuevo spot para “3 From Hell” del director Rob Zombie.

El músico y director Rob Zombie ha compartido un nuevo y corto spot a través de su cuenta de Instagram de su nuevo trabajo de “3 From Hell”, en este pequeño spot se puede ver al personaje de Baby que interpreta la que la mujer del director Sheri Moon Zombie.

Lo último de Rob Zombie secuela de la que es una de sus mejores películas “Los renegados del diablo” (secuela así mismo de “La casa de los 1000 cadáveres”) que nuevamente estará protagonizada por Bill Moseley, la ya mencionada mujer del director y Sid Haig se lanzará en casi 900 salas de cine seleccionadas en los Estados Unidos los próximos días de 16, 17 y 18 de septiembre.

Otis, Baby y Spaulding han logrado sobrevivir de alguna manera al tiroteo donde se les daba por muertos. Son llevados los tres a prisión, de la que logran escapar fácilmente. Una vez libres conocerán a un cuarto miembro, Foxy, que comparte sus peculiares virtudes, y con el cual volverán a desatar el caos allá por donde pasan.

SATYAMEVA JAYATE – Milav Zaveri – 2018 – Bollywood (India) – Thriller

SatyamevJayate

El amor es ciego. A pesar de mi basta (sí, con b, of course!) cultura, no sé quién dijo esta frase, pero… ¡cuánta razón tenía! ¿Quién no ha estado enamorado y cual emoticono con corazones por ojos ha ignorado los defectillos de su amada? Pues a mi me pasa eso con Bollywood. Hay películas regulares y directamente malas, pero mira, no sé si es por las características de su industria, por esos galanes chulapos, por las mozas sacando pechuga o por la música que me idiotiza (más aún) pero me pirran.

Satyameva Jayate” entraría en las regulares, pero oye, me ha enamorado. Y creo que puede hacerlo a cualquiera que se deje llevar, de ahí que no me importe ser poco objetivo con mis conclusiones. La reseña, veréis que es más objetiva. De hecho voy a empezar con lo menos bueno, para que decidáis seguir leyendo o no.

Tratándose de un thriller, el mayor defecto del film es lo endeble del tratamiento del suspense. Tenemos a un justiciero urbano que salda cuentas con agentes corruptos de la policía con una aparente motivación. Dependerá luego de cada uno si está suficientemente justificada, pero quedan cabos sueltos como la chispa que le llevó a ello ya a sus cuarenta años o por qué razón sigue un patrón formando la palabra “Satyameva Jayate”. No entiendo que deje pistas. O lo que es peor… cómo llega a la deducción de este patrón su perseguidor. Vale que mire el dibujo que le ha hecho su hija pero… ¿con tres letras ya sabe que el asesino va a formar esa frase? ¿Con tres letras? Yo que sé… a lo mejor quería formar “SATán es nuestro señor” o… “SATiro a la vista”.

Otro defecto o fallo directamente es el de las casualidades, casi todas centradas en el personaje femenino del film, pero bueno, esto más que inherente a la industria de la India, es una pandemia a nivel global.

Y por último, la carga de tener a un protagonista que a muchos les puede pesar. Aunque a John Abraham, más Bobby Deol que nunca, no lo considero un mal actor, de hecho tiene premios interpretativos y ha sido el protagonista de por ejemplo “Water”, film nominado al Oscar en la categoría de “Mejor film de habla no inglesa”, aquí abusan del colirio para provocarle las lágrimas. Dentro de la categoría de estrella de acción musculada es de los más expresivos, sobre todo cuando sonríe, pero aquí a tenor de un rol un tanto bipolar puede chirriarle a alguien y más cuando su contrapartida Manoj Bajpayee demuestra una templanza y más dominio del tempo interpretativo, vamos, que no necesita de las gotitas en los ojos. ¡Y qué conste que Abraham es de mis actores favoritos y verdadero motivo para ver esta!

Dicho esto vayamos con lo positivo.

Si como habíamos dicho “Satyameva Jayate” (SY a partir de ahora) flojea un poco como thriller, la parte de drama funciona a las mil maravillas. Los diálogos de los protagonistas cuando se ponen solemnes son discursos con prosa muy profunda como estamos acostumbrados en esta industria y solventando esta contundencia categórica, resulta creíble. En parte porque se apoya en ese ‘bromance’ tan de moda en los noventa y que tan bien conocemos los amantes del género de la acción.

Aconsejo ver la película lo más virgen posible, de hecho aquí no suelto spoilers con tal de no fastidiar más de una sorpresa, sobre todo la que se descubre justo antes del “Intermission” o meridiano del film, pero diré que el film va más allá del policía identificado con un vigilante al que persigue.

Crear empatía con el espectador depende más de crear un personaje que reúna las simpatías del público; hay que crear un ecosistema para que además de identificarse se crean vínculos y SJ lo consigue con creces. Y no es que tenga una gran “fauna”, los personajes secundarios son más bien escasos pero mediante algún flashback y las relaciones personales de los protagonistas a la película no le cuesta mucho atrapar al espectador que ponga, claro está como siempre en Bollywood, de su parte.

Hablando de relaciones, aquellos que teman por un romance demasiado largo del héroe no tienen de qué temer. Todo se resuelve con un par de encuentros exiguos en minutos y una canción más que número musical propiamente dicho ya que se limita a seguir a ambos tortolitos con música de fondo.

Y ya que hablamos de música, desgraciadamente para los que como a un servidor nos gusta las partituras de esta industria, solo tendremos un número musical y encima corto. Es uno en el que Aisha Sharma/Shikha junto a sus compañeras coristas ejecuta uno de esos sensuales bailes similares a la más conocida danza del vientre en un entorno que parece una discoteca.

Para ir acabando decir que la acción del film, tratándose de un thriller, pues más que correcta. No hay mucha pero la que hay es convincente. Guantazos con la mano abierta y proyecciones a metros de distancia cuando el héroe se cabrea de verdad. Repito, no es un film de acción pero la que la hay es correctísima. Especial atención a esa parte final donde se nos presenta a la versión india del “Capitán América”. No digo más…  ^_^

Para terminar, ahora sí, un par de detalles. El primero, que es de agradecer esa escena donde se defiende a la figura de la mujer cuando esta se hace fuerte, invitando a que esto se repita. Alguien dirá que es demasiado poco o que es algo de cara a la galería, pero ya nos gustaría que se repitiese en todas las películas: al final el mensaje calaría.

El segundo, que cuando escribo esta reseña se anuncia una secuela.

Resumiendo, SY es un modesto thriller con fallos pero que llega a calar por sentimiento y carisma. Si le sumas que es entretenido y técnicamente impecable, más de una oportunidad merece por vuestra parte.

4de5

 

Tráiler para “Jacob’s Ladder” el remake del clásico de los 90 de Adrian Lyne.

Así luce (de mal) el remake del clásico noventero de Adrian Lyne, “La escalera de Jacob” (“Jacob’s Ladder”), en su versión afroamericana. Hollywood no aprende con los remakes ya que por lo visto en este desganado tráiler la cosa no pinta nada bien, pero habrá que verla para opinar con mas seguridad aunque lo que queda claro es que no se acercara al film original que protagonizase un genial Tim Robbins.

Esta nueva versión del thriller psicológico de  “Jacob’s Ladder” esta dirigida por David M. Rosenthal (“El hombre ideal”) y con guión de Jeff Buhler, Sarah Thorpe y Jake Wade Wall (basado en la obra original de Bruce Joel Rubin), y cuenta en su reparto con Jesse Williams (“La cabaña en el bosque”), Michael Ealy (“The intruder” ) y Karla Souza (“Todos queremos a alguien”).

La historia vuelve a ser la misma que en el film de Lyne aunque según se comenta su final será diferente a este. Su estreno en Estados Unidos será el próximo día 23 de Agosto. Tras volver de la guerra de Vietnam, el veterano Jacob Singer lucha por mantener la cordura. Atormentado por flashbacks y alucinaciones, empieza a perder la cabeza mientras el mundo que le rodea se convierte en algo aterrador.

RAMAN RAGHAV 2.0 – Anurag Kashyap – 2016 – India – Thriller

raman

Ni todo Bollywood son películas con bailes ni todo el cine sin bailes en la India es cine independiente. Como todo en la vida, existe el término medio por mucho que algunos se empeñen en decirnos que por ejemplo en política solo hay izquierdas o derechas.

Así, para empezar, “Raman Raghav 2.0” es uno de esos films, comerciales pero exentos de ese exótico colorido que ha dado popularidad a la filmografía hindú. Repito, popularidad, no me seáis más papistas que el papa.

Avisados, adentrémonos más en el film. Decir que tampoco nos tiene que extrañar porque el director de la producción es Anurag Kashyap y que su filmografía habitualmente se ciñe a ese cine ‘término medio’ con el que he comenzado la reseña sería ir un poco de… ‘sobrado’ porque por desgracia el conocimiento que se tiene en este país u otros de habla hispana –lo digo por los que hayáis acudido a esta reseña…- sobre el cine indio es bastante limitado. Los que menos habréis visto u oído hablar de sus “No smoking”, “Gulaal”, “Dev.D” o la más popular “Gangs of Wasseypur” y eso os formará una idea aproximadamente de lo que quiero decir.

Pero como aquí estamos para informar –lo buenamente que me den mis pobres conocimientos y manera de expresarme- y reivindicar, recurriré a un ejemplo que aunque no para el gran público sí que está al alcance de los aficionados al cine asiático.

Pensar en un thriller coreano. ¿Ya está? Pues eso… ¡ya está! ¿Ah, que lo que os gusta son los ojos rasgados, el postureo y una ciudad impoluta y moderna como Seúl? Pues no, eso no lo tenemos, pero el resto, igual. Dejaros de prejuicios. No tenéis excusas. Artística y técnicamente esta se sitúa al mismo nivel y como ya he dicho, no tenéis ni el mal pretexto de los bailes. Pero vayamos al meollo de la cuestión que es cómo mejor me pillaréis. Y no, no es que os esté llamando tontos, al revés, que yo soy muy obtuso a veces ‘dándome’ a explicar…

Para empezar os hago un breve resumen de su sinopsis. ¿Veis cómo soy un poco torpe? Sinopsis ya lleva implícito lo de breve.

La policía detiene a un pobre desgraciado que se declara culpable de una serie de asesinatos acaecidos en Mumbai. Lo reprenden para darle una lección pero logra huir. La cuestión es que es el verdadero asesino y ahora lo han perdido. El encargado de detenerlo: un oficial corrupto y adicto a las drogas.

Pues bien, esto que parece, salvo el apunte del ‘pobre desgraciado’, la trama de muchas películas policiacas tiene una serie de… ¿alicientes? que son los que hacen recomendable por un lado y diferente por otro.

Lo primero, nuestro protagonista. Lo he calificado como ‘pobre desgraciado’ pero habría sido mejor utilizar el término ‘pobre diablo’: el significado es el mismo, pero lo de ‘diablo’ nos viene que ni pintado ya que al ser en el fondo un asesino en serie, creo que no hay mejor manera para describirlo. Eso sí, tiene sus particularidades puesto que en apariencia es eso, un ‘don nadie’, frágil y con más palabrería que hechos. Cae hasta simpático ya que su ‘modus operandi’ es tan peculiar como su propia personalidad. Con determinación, una franqueza sorprendente y una exagerada palanca al ristre nuestro Ramanna dista mucho de ser un criminal calculador y solo le impulsa su propia locura, eso sí, sosegada y una meta que no contaré para no desvelar demasiado.

En el otro lado, y no precisamente de la ley, el oficial de policía, un personaje complejo y no solo por su adicción a las drogas sino por varios problemas que rodean a su vida como el miedo al compromiso que arrastra a causa de su relación con su padre. Todo ello compone un cuadro igual de sicótico que el de su ‘partenaire’ llevándole a comportamientos erráticos que rozan y llegan a cruzar los límites de lo esperado.

Lo que dista y mucho de esos thrillers coreanos que comentaba es el trasfondo y escenario. De hecho, le separan algunas ‘leguas’ también de las típicas producciones realizadas en Bombay/Mumbai ya que es oscura y mostrando la cara más agreste de la capital hindú. Podría añadir que en línea con otros de los trabajos de su director, pero volvería a lo que decía al principio. Cochambre, chabolas, pozas insalubres, lo que uno quisiera para sí. Dejando la ironía a un lado, tampoco debe asustarnos esto ya que el tono desenfadado -sí, desenfadado- con el que el protagonista afronta su realidad funciona como barrera contra todo lo sombrío de su propuesta ofreciendo un resultado más cinematográfico y menos documentalista, estilo que gusta a esos neo-realizadores snobs.

Y lo mejor del film no es tanto la explicación del desenlace sino esa reflexión que deja sobre los paralelismos.

Para ir acabando, un par de detalles. El primero, que a pesar de que no hay bailes sí que tendremos un par de canciones que suenan en primer plano acompañando a las imágenes.

El segundo, la excelente labor de Nawazuddin Siddiqui, creíble en su papel de ‘sociable’ sicópata. Rascando bajo esa enorme cicatriz, su edad madura y comportamiento… cuestionable, nos encontramos con un gentleman apuesto y carismático.

Resumiendo, “Raman Raghav 2.0” es un thriller de contrastes y eso lo hace diferente. Cruento pero desenfadado, tenso pero ligero. Tan comercial como carne de festival. Un film para romper los tabúes del cine hecho en la India.

4de5

SEVEN YEARS OF NIGHT – Choo Chang-Min – 2018 – Corea del Sur – Thriller/Drama

seven

“El qué esté libre de pecado que tire la primera piedra”. Esta cita bíblica me sirve para comenzar la reseña de, aviso desde el principio, una de las películas que más me han impactado este 2019, por no decir de la década.

Bajo la apariencia de uno de esos potentes thrillers que han dado fama a la cinematografía de Corea del Sur, el director Choo Chang-Min, autor de otras notables obras como “Masquerade” o “Mapado” -eso sí, en otros géneros- nos regala una impagable reflexión sobre los remordimientos, la obsesión y hasta la locura; una tesis sobre la culpa, donde los tintes grises, casi negros, dibujan tanto a los personajes como al destino de estos.

Para empezar hay que decir que hasta por formas, la película es compleja. Y no, no me refiero a que su estructura sea complicada a pesar de que el grueso del film sea un flashback. Me refiero a que su apariencia, su base, podría ser la de uno de esos films de ‘padre coraje’ ya que a grandes líneas nos trae la venganza de un padre cuya hija fue encontrada muerta. Son los matices, esa complejidad de la que hablaba que alcanza tanto a los personajes como a las situaciones lo que la convierte en algo realmente brillante.

Casualidad y causalidad se entremezclan para que todo el caldo de cultivo anterior explote y desencadene las situaciones que nos coloca como testigos de excepción del drama.

Pero vayamos por partes. El argumento a grandes rasgos es el que ya he comentado. El problema que es ni el padre que busca venganza está libre de pecado ni, sin destripar nada, su venganza es todo lo… ‘limpia’ que nos gustaría. La venganza esconde una obsesión más allá del empecinamiento por saldar cuentas, entrando en terrenos donde hasta parece vislumbrarse enfermedades mentales tan de moda en el panorama cinematográfico como la esquizofrenia. No en vano, la anterior obra de Yeong Yoo-Jeong en la que se basa la película ya hablaba de esta enfermedad aunque desde un prisma mucho más amable como la comedia romántica.

Volviendo al redil; alguien puede pensar que con todos las rémoras y hándicaps nos encontramos frente a uno de esos anti-héroes tan gratificantes para el género, pero lo curioso es que aquí si tenemos que calificar a alguien de tal guisa es al culpable de todo, al presunto villano.

El problema es que tampoco este sería un anti-héroe. Ni tampoco villano propiamente dicho ya que sobre él “pueden” –resalto el entrecomillado- recaer las simpatías del respetable. Como hemos dicho al principio hay demasiados grises sobre todos los personajes y quizás si tuviésemos que calificarlo lo haríamos con el término de ‘humano’ de ahí que sea más fácil identificarnos con él.

Pero por encima de su vertiente terrenal la película le concede una faceta casi sobrenatural que es lo que hace extraordinario al film acercándolo por momentos a la escenografía reconocible en el terreno del terror. No en vano junto a su director ejerce como co-guionista Lee Yong-Yeon experta en el género con libretos a sus espaldas como los de “Yoga”, “Red eye” o la más recordada “Wishing stairs”. Su realizador acentúa ese trasfondo misterioso, siniestro, envolviendo las tinieblas del pasado con una presentación impecable gracias a una fotografía cuidada, puesta en escena lóbrega, complejo folclore local e incluso referencias reconocibles.

Y si esto es un aliciente que da una dimensión más grandilocuente al drama que se nos presenta no hay que desviar la atención ya que dejando de lado la interpretación de sus dos protagonistas, el verdadero foco de atención es la propia tragedia.

En los últimos años la filmografía surcoreana ha dejado de ser aquella que nos atrapó gracias a su capacidad para hacernos vibrar con sus propuestas actioner, reír o contrariamente conmovernos. Se han vuelto cómodos por un lado y previsibles por otro. Sin embargo “Seven years of night” es capaz de ponernos el corazón en un puño con hechos que ya hemos visto mil veces.

Y es que si bien el celuloide, o mejor, las malas películas tienen la ‘virtud’ de convertir al ser humano en insensible a las desgracias ajenas, la habilidad de Chang-Min de transformar lo vulgar, por doloroso que sea, en algo contagioso hasta llegar a ser angustioso debe ser poco menos que resaltado.

Son varias las ocasiones en las que “Seven years of night” amenazará nuestra integridad pero lo mejor que podemos hacer es dejarnos llevar y dar rienda suelta a nuestros sentimientos. La verdad es que la ocasión lo merece y nadie debe arrepentirse por soltar unas lágrimas cuando el motivo es realmente conmovedor. Ser padre, querer a una persona, sacrificarse, llorar una pérdida, la frustración… son tantos y tan buenos los motivos por lo que abrir el corazón y dejar salir lo que uno lleva dentro…

Pero todo esto no sería posible sin, lo veníamos contando, una historia bien construida y, lo habíamos adelantado, un par de protagonistas de lo mejorcito que te puedes encontrar no solo en Corea sino en Asia. No solo Ryu Seung-Ryong es uno de los intérpretes más laureados en su país sino que Jang Dong-Gun es una estrella también fuera de su país ya que ha protagonizado producciones en el exterior, principalmente en China.

Dong-Gun nos sorprende haciendo uno de los pocos papeles negativos de su carrera, dando la sensación de querer dejar atrás la imagen de héroe o galán para demostrar que es un actor todo-terreno. Y no solo es su visceral interpretación sino que hasta físicamente ha sufrido una transformación engordando unos cuantos –bastantes- kilos. Lo del peinado, es solo una anécdota.

Contrariamente, a Seung-Ryong no hay que descubrirlo porque ya lo hemos visto en todo tipo de papeles y catadura pero siempre, y esto es lo loable, resultando no solo creíble sino brillante. Es, como en este caso, cuando a su personaje le corresponde llegar al corazón de los espectadores cuando se engrandece. Su trabajo por otro lado debería haber merecido algún premio local pero incomprensiblemente la película pasó de tapadillo entre la crítica y responsables de estos menesteres.

Por cierto, una curiosidad concerniente a ambos: tanto Dong-Gun como Seung-Ryonginterpretan el papel de villano como Primer Ministro en, respectivamente, “Rampant” y “Kingdom”, las dos producciones, una para las salas de cine y la otra para TV, que muestra la lucha del reino de Joseon contra una legión de zombies.

No puedo acabar sin volver hacer mención a su director. Si es loable su trabajo en el guión, el manejo de estos dos monstruos interpretativos por fácil que parezca e incluso, el acierto al plasmar esa atmósfera a veces de cuento, a veces de pesadilla, no se puede pasar por alto que la película tenga algunas escenas que por sí solas tengan tanta fuerza como la propia historia que narra. La hoja de la desaparición de la niña con la flor, esa cremallera de la chaqueta, la escena de la cárcel… Son tantas y tan perfectas…

Y para cerrar el círculo destacar la preciosa Banda Sonora a cargo Ja Wan-Koo, la puntilla definitiva para que nuestros sentimientos se desborden.

Resumiendo, “Seven years of night” es un potente thriller que no solo atrapa y embarga sino que invita a la reflexión. Son los claroscuros de la vida, los errores y la lucha contra la fatalidad. Para un servidor, una Obra Maestra.

5de5

Segundo tráiler en castellano para “Nosotros” (“US”) lo nuevo dentro del terror del director Jordan Peele (“Déjame salir”).

Universal Pictures Spain ha lanzado el segundo tráiler en castellano para la cinta de terror de “Us” (“Nosotros”) la que es la nueva película del director, actor, guionista y productor Jordan Peele, quien tuviera un gran éxito con la que fue su debut en la dirección, “Déjame salir” (“Get out”), con la que ganaría el oscar a mejor guión

El reparto de esta nueva incursión de Jordan Peele en el género del terror ha contado en su reparto con Lupita Nyong’o , Winston Duke, ambos vistos en la adaptación al cine del comic de “Pantera Negra” (de las nominaciones al oscar que sustenta esta cinta mejor no diré nada), y Elizabeth Moss (“El cuento de la criada”, serie TV). 

Esta película que llegará a los cines de Estados Unidos el próximo 15 de marzo es una produccion del propio director a través de su productora Monkeypaw Productions y la co-produccion de Sean McKittrick, Jason Blum e Ian Cooper (Blumhouse).

La trama de la película que ha contado nuevamente con un guión escrito por el propio Jordan Peele va sobre una familia se dirige a una casa en la playa junto a unos amigos en la que desean desconectar y descansar del ajetreo diario en la ciudad. Cuando todo parece estar como ellos quieren todo cambiara cuando lleguen una visita inesperada.