Archivo de la categoría: Aventuras

La saga de “Rot & Ruin” será llevada al cine. Mas zombies en pantalla grande.

“Rot & Ruin”  la saga de novelas de ciencia ficción y zombies obra del escritor Jonathan Maberry, la cual esta publicada por Simon & Schuster,  ha sido adquirida por Alcon Entertainment para futuros proyectos tanto en cine como en televisión.

Lo primero que se sabe es que Alcon Entertaiment ha comprado las cinco novelas de “Rot & Ruin” y ya planea desarrollar el primer libro para una producción para la gran pantalla.

Benny es un joven que viaja por un Estados Unidos infectado por zombies  en un tiempo post-apocalíptico en el sobrevivir es lo principal. Este aunque a regañadientes se unirá a su hermano Tom como aprendiz de cazador de zombies.

Rot-

Anuncios

“LA CASA DEL RELOJ EN LA PARED” – Eli Roth – 2018 – EEUU – Fantasía/Comedia/Terror

LA-CASA-DEL-RELOJ-EN-LA-PARED

Lo primero que diré es que esta “La casa del reloj en la pared” me ha parecido toda una sorpresa, tanto que no me extrañaría que al final del 2019 me la encontrase entre las 10 producciones que me han gustado del año.

Divertida y siniestra, la producción de la ‘Amblin’ -ya sabemos, con Spielberg y compañía en las sombras- se presenta como la adaptación de la novela homónima de John Bellairs, historia que ya vio una anterior adaptación para la pequeña pantalla con nada más y nada menos que Vicent Price dando la cara.

Pues bien, con esta premisa el film se dirige a un público infantil con un protagonista de corta edad y un Jack Black especialista en este tipo de producciones fantásticas para los pequeños de la casa, y este es el primer error de tanto sus productores como de mí mismo: dar las cosas por sentadas.

Para empezar, el film tiene una impronta infantil, no lo podemos negar, pero conviene recordar que la novela no iba dirigido a un espectro de público tan… corto de edad ya que era algo más para adolescentes, menos inocente del que nos venden aquí y como tal, ese adaptación con Price al frente, esa sí más adulta.

Pues bien, ese espíritu sí que afortunadamente ha sabido captarlo su director, Eli Roth, no en vano para aquel que no lo sepa es un versado realizador en films de culto que creció a la sombra de su amigo Quentin Tarantino.

Particularmente, en sus inicios nunca me gustó –ni siquiera ‘influenciado’ por sus glamurosos efluvios cuando lo tuve sentado en la butaca de delante en Sitges junto al propio Tarantino en la presentación de “Hostel”…- y ha sido cuando se ha salido del género cuando he terminado de simpatizar con su trabajo. “Death wish” me pareció brillante por mucho que los nostálgicos la pusieran a caer de un burro –ya sabemos que los mitómanos no son objetivos- y está… Pues eso.

Lo más brillante del film, por encima de los efectos especiales, es una dirección artística soberbia. Ya no es esa mansión gótica que ya quisiera para sí el maestro de esta ambientación como es Guillermo del Toro, son muchos elementos que hay en ella como por ejemplo esos maniquíes/autómatas que aportan una apariencia mucho más exquisita que colocar elementos al tuntún delante de la cámara. Buen gusto y amor por lo gótico, siniestro y lo sobrenatural. Sin olvidar esa fascinación que produce todo lo ambientado en los años cincuenta.

En todo esto se denota mucho la experiencia de Roth en el género ya que algunas sensaciones y presentaciones pertenecen claramente del género del terror e incluso pueden llegar a asustar a los benjamines de la casa desnudo de todo ese carácter cómico o amable que caracterizan a estas producciones. Está claro que los niños de ahora ya no son tan inocentes y que se decantan por el terror cada más a una tierna edad –mi hija de 10 años ya me pide ir a ver “Cementerio de animales”…- y eso es lo que ofrece Roth, sustos, tensión y buen hacer.

Pero más allá de la imaginería e impresiones, “La casa del reloj en la pared” tiene elementos menos superficiales. Todos sabemos cómo maduró la saga “Harry Potter”, volviéndose más oscura, más adulta siendo directos. Aquí también hay otros elementos que van más dirigidos a otro público que al presuntamente infantil. El trasfondo de las vidas de sus dos protagonistas adultos podría pasar desapercibido a los pequeños de la casa, pero puede llegar a cuajar en nosotros a pesar de que sea un recurso un tanto fácil.

La presencia de Kyle MacLachlan o más allá, rescatar a Colleen Camp responde más que a una decisión casual del director de reparto a ese misticismo, esta vez sí mitómano, al que acuden Roth y su círculo de amistades habitualmente.

Para acabar, no puedo dejar de aplaudir a Blanchett. Dejando de lado que esté preciosa, hay que ver cómo encaja en cualquier proyecto haciéndolo suyo. Poco a poco se está convirtiendo en mi actriz favorita.

Resumiendo, “La casa del reloj en la pared” es una película nunca mejor dicho para todos los públicos. Dejaros de prejuicios y disfrutarla ya que es un perfecto ejercicio que mezcla diversión y amor por la fantasía y el terror gótico. Os estoy avisando.

4de5

“BRITANNIA: LAS ÁGUILAS PERDIDAS DE ROMA” (Valiant/Medusa Cómics – 2019

Aguilas

Tercera entrega de la serie de cómics que recoge las aventuras del investigador paranormal del Imperio Romano, Antonius Axia.

En esta ocasión lo tendremos emboscado tras las pistas de tres estandartes romanos, símbolo del Imperio, cuya pérdida en una batalla en los bosques de Alemania pone en jaque al mismísimo Nerón. A nuestro héroe le encargarán recuperarlas y para ello le pondrán de ayudante a la hábil Aquillia, aquella gladiadora que ya conocimos en el anterior tomo de la colección.

Pues bien, con esta base se nos presenta una historia brillantemente escrita pero con alguna que otra carencia como la falta de sorpresa y/o de misterio. Y parece mentira en una obra que basa su fuerza en el suspense, pero es que eso de que desde el principio ya se nos apunte a quién es el culpable… deja sin mucho interés a la obra.

Por suerte, como decía, la estructura ideada por Peter Milligan es firme y está bien narrada por lo que no es una pérdida de tiempo y satisfará a los amantes del género detectivesco. Muchas veces en este tipo de historias se sabe la identidad del criminal desde el principio y no pasa nada. Pero creo conveniente avisarlo porque en anteriores obras esto se cuidó más.

Otra cuestión respecto a su historia, aunque en esta ocasión sí que sigue la misma línea de su antecesora, es la disminución del contenido fantástico. Aquí casi ni aparece. De hecho hasta podría quitar el ‘casi’ ya que lo que vemos podría, de hecho lo tiene, una explicación científica.

Es curioso que en la contraportada y en diferentes medios se venda como un detective paranormal, al estilo de Hellboy en su momento aunque esto lo haya perdido también la criatura de Mignola, y poco a poco vaya perdiendo el contenido fantástico.

Por suerte, de momento los guiones están bien elaborados y no se echa en falta.

En cuanto al nivel gráfico se ha perdido la genialidad de Juan Jose Ryp, pero su ‘suplente’ Robert Gill no es tampoco moco de pavo. El nivel de detallismo y el dinamismo del español es difícil de igualar, pero Gill es un artista competente y las escenas de acción resultan espectaculares, que es lo que importa.

Resumiendo, esta última entrega de “Britannia” sigue siendo una buena compra tanto para el que esté un poco cansado de los típicos productos comerciales de supérheroes como para el que busque algo que le haga sentir que no ha perdido el dinero que ha invertido en su compra.

4de5

THE UMBRELLA ACADEMY – Temporada 1 – EEUU – 2019 – Sci Fi

Umbrella

A pesar de ser un comiquero de pro, es imposible abordar todo con lo que las diversas editoriales quieren apabullarnos y llenarse los bolsillos. Pues bien, aunque el dibujante de la colección como es Gabriel Ba es un artista que me gusta bastante, “The Umbrella Academy” no fue objeto de mi… compra.

Así es que para empezar diré que no os voy a poder hablar de adaptaciones como tal ya que solo la conozco de oídas. Sus seguidores dicen que hay muchas diferencias, visualmente sobre todo, no hace falta habérselo leído teniendo Google, por lo que voy a ceñirme a lo que he visto y mis sensaciones.

Juntar superhéroes y Netflix me provoca un escalofrío por la espalda y lo único que puedo hacer es revolverme cual perro sacudiéndose el agua cuando termina dentro de una fuente, charco, etc. Harto acabé de las adaptaciones por parte del canal de pago de las series de Marvel, desvirtuando a los héroes con su empecinamiento por ponerles los pies en el suelo y volverlos humanos. Así es que acogí la serie con las lógicas reservas y para mi sorpresa, el primer episodio me cautivó.

No solo era una calidad y ambición que no había visto en ninguna serie de los superhéroes de la Marvel sino un concepto global que aunaba muchas ideas originales. Sin abusar de la acción y el espectáculo, atrapaba gracias a personajes carismáticos y un planteamiento inconformista.

Pero ya se sabe, el primer capítulo siempre es el gancho y uno ya adivina que en las siguientes entregas el nivel suele bajar, no bien el ritmo ya que como decía no nos encontrábamos con un festival de la acción pero sí, la capacidad de sorpresa. Y esa es una clave que no permite que “The Umbrella Academy” no termine por convertirse en una Obra Maestra. Así de claro lo digo.

La serie que adapta las aventuras creadas por Gerard Way y Gabriel Ba tiene algunos detalles, conceptos y escenas propias de producciones para la gran pantalla como por ejemplo la fotografía, música tanto instrumental como temas más populares/comerciales y unos efectos especiales de primera, todo ello rozando lo sublime, algo que unido a un planteamiento transgresor que aúna medios como la animación y géneros como por ejemplo ese fastuoso número musical, la hacen única.

Sin embargo nos encontramos con dos problemas, uno la mencionada previsibilidad y dos, la propia Netflix.

Sobre lo primera, aunque la obra es sumamente original, al tercer capítulo uno ya se imagina quién es el villano de la función. Se agradece que hayan muchas sorpresas, MUCHAS, en mayúscula, e incluso que el desarrollo muchas veces no sea lineal es plausible pero… Es un handicap demasiado grande. Y ya no solo esto sino que su desenlace también es un poco predecible, no en forma de ‘qué’ sino por el ‘cómo’. Es difícil de explicar sin destripar nada…

Sobre lo segundo… Pffff… Me sabe muy mal, pero a veces la serie se ralentiza demasiado. Con eso de quererle dar un tono adulto y ser políticamente correcto, la fantasía, la diversión que rodea a los protagonistas y su meta, se diluye en círculos viciosos que no conducen a nada más que a rellenos.

Pero que quede claro, lo que provoca esto es que en lugar del 10 que le hubiese dado de haber dado rienda suelta al espectáculo y entretenimiento, se queda en un… ‘meritorio’ 9.

El buen gusto de boca es total y uno ya anhela segunda temporada, segunda tanda de episodios que espero exploren los poderes de los protagonistas, algunos sin explotar –nunca mejor dicho-, que algunos ganen cuota de pantalla como por ejemplo Ben y claro, que desenreden el entuerto…

Resumiendo; una serie fantástica, en el doble sentido de la palabra, para todos los públicos, tanto para los amantes del género como para los que no ya que de calidad y guión va sobrada. El 2019 empieza fuerte. Pocas series van a superar a esta.

4de5/5de5

Tráiler sub en español para la tercera temporada de “Stranger Things”.

Tras casi dos años después del estreno de la fuese la segunda temporada de la serie revelación de la plataforma  online  de Netflix, el estreno fue en octubre del 2017, “Stranger Things”, por fin ya tiene fecha de estreno para la que será la tercera temporada, de la cual ya ha salido un primer tráiler.

Por fin el esperado primer tráiler oficial de la 3 temporada sin duda la serie más exitosas de Netflix, hablamos claramente de esa serie de misterio, ciencia ficción, horror y de todo lo bueno que tenia la década de los años 80 dentro del género del horror y la ciencia ficción. Esta tercera temporada llegará el próximo 4 de julio.

David Harbour (El nuevo “Hellboy”)Winona Ryder (“Bitelchus”), y el grupo de jóvenes encabezados por Finn Wolfhard,  Millie Bobby Brown, Gaten Matarazzo, Caleb McLaughlin, Natalia Dyer, y Charlie Heaton en esta ocasión iniciaran una nueva y misteriosa aventura que se ubicara en el verano de 1985 en Hawkins.

VIKINGOS – Temporada 5 – 2019 – Canadá/Irlanda – Acción épica

Vikingos

Terminada la quinta temporada de “Vikingos”, temporada que como muchos ya sabréis ha estado dividida en dos partes.

Lo primero que hay que decir es que este segundo “empujón” –ya os hablé de la primera mitad hace meses, cuando se acabó- se ha caracterizado por una ostensible bajada de acción, esa a la que nos tenían acostumbrados y gracias a la cual la serie se había convertido en una de nuestras favoritas.

Sin embargo esto no es óbice para que perdamos el interés o peor, dejemos de seguirla, y es que sus guionistas y productores han introducido un elemento novedoso para seguir teniéndonos enganchados: el tremendismo.

Y es que sin destripar demasiado, en cada uno de los episodios de esta tanda palma uno de los personajes de la misma. ¡Sorpresaaaaaa!

Pues sí, no en vano ya han anunciado que la sexta entrega será la última. Al menos no nos van a dejar huérfanos y ya han aventurado que continuarán los lances de algunos de nuestros héroes en forma de spin-off. La cuestión será de cuales…

Dejando de lado ese mordiente de ver morir uno a uno casi el reparto completo de la serie –qué malo soy…- este final/principio de año ha estado aquejado de otro mal común en las series que perduran en el tiempo como es la previsibilidad. Casi todos ya sabíamos por dónde irían los tiros y cómo desembocarían unos y otros.

En todo caso, el aumento de personajes, las intrigas palaciegas con romances cruzados, traiciones, camaradería, etc. seguirán siendo su fuerte y aunque es verdad que la acción se ha visto reducida, no quiere decir que haya desaparecido. Seguiremos sintiendo la furia, violencia y hasta irracionalidad de algunos personajes con lo que cuota de diversión está asegurada.

Afortunadamente algunos de los personajes secundarios ganan peso específico resultando simpáticos para el espectador y aunque terminan por decantar la balanza del favoritismo apoyando lo que decía sobre la previsibilidad, tampoco está mal que sus responsables miren un poco por los espectadores.

El final… pues afortunadamente nos deja el camino abierto. No se sabe por dónde continuarán ni quiénes pero eso es lo que ayuda a no perder el interés.

Resumiendo; “Vikingos” sigue siendo una serie fabulosa, llena de aventuras, personajes con carácter y hasta bella por los paisajes que nos ofrece. Se permite licencias históricas a pesar de que pertenece al canal Historia pero, ¿quién va a criticárselo pensando en los programas de Ovnis que ofrece también este canal…?

3de5 /  4de5

VENGADORES nº 1 (#100 númeración antigua) ED. PANINI – MARVEL

vengadores 100

Tras acabar la anterior etapa regular de una manera magnífica (lo destaqué al final del año como el mejor comic a título individual del 2018) la nueva etapa de los ‘Vengadores’ se antojaba como algo mítico con la llegada de Jason Aaron ya que aunque difícil de superar lo visto, la confianza en el autor gracias a su etapa en Thor le daba mucho margen.

Pues bien, sus ‘Vengadores’ la verdad es que comienzan dubitativos, tanto que los tres primeros números rozan la mediocridad metidos en una historia que no avanza y unos enemigos que amenazan mucho pero que no están revestidos de seriedad como esos Celestiales Oscuros y una imitación barata de la Horda.

Encima nuestros héroes se muestran ineficaces y faltos de carisma, algo que no se entiende en un autor que nos había hecho reír y llorar en Thor con historias inteligentes y llenas de fuerza.

Por si faltase algo el dibujo de Ed McGuinness carece de la fantasía de su etapa en Deadpool convirtiendo, junto a lo dicho, en algo difícil de leer, aburrido y decepcionante.

Pero mira tú que la cosa cambia. Comprendo la estrategia de Panini de editar los seis primeros números juntos sabiendo que muchos podían perderse por el camino viendo ese arranque errático.

A partir del 4º número la colección coge ritmo gracias a elementos ya habituales de Aaron como el humor dando paso a una historia que desemboca en una serie de acontecimientos a cada cual más disparatado a la vez que épico.

Ese planteamientos de los… ¿titanes? acercándolo todo a los ‘kaiju eiga’ es muy divertido por surrealista que a muchos les parezca y que nos acerca a los ‘Vengadores’ ochenteros donde primaba la aventura a ese dramatismo que tristemente está preponderando en esta época.

Otro factor determinante para la mejora es dotar de más protagonismo al ‘Piloto fantasma’, personaje que no conozco en profundidad pero que me ha cautivado y del que deseo que saquen serie propia. Su personalidad muy a lo Peter Parker setentero y unos poderes que propician resoluciones más ingeniosas es la guinda perfecta al conjunto que termina de crear Aaron.

Resumiendo, la verdad es que la cosa no comienza nada mal a pesar de las dudas iniciales. Si McGuinness termina por quitarse el corsé de la presión de estar al frente de un título estrella y vuelve a ser el artista brillante y desenfadado de hace años, podemos estar ante una etapa a recordar en mucho tiempo.

4de5

JASÓN Y LOS ARGONAUTAS (1936 vs. 2000)

jasonjuntos

Con esto del ‘enganche’ al “Assassin’s creed: Odyssey” me ha refrescado mi pasión por la mitología y me he puesto a revisionar varios clásicos. En uno de esos desafíos me he encontrado con un sabroso juego de ‘parecidos razonables’ con dos producciones que giraban sobre la misma historia, algo parecido a lo que pasó con la “Troya” peliculera y la “Troya” seriefila que este mismo año nos llegó de la mano de la BBC.

Pues bien en esta ocasión he contrapuesto la mítica “Jasón y los Argonautas” de 1963 con la homónima televisiva del 2000.

Poco puedo hablar de la primera que no se haya dicho ya: todos los de mi generación creo que salimos del cine con una espada etérea en la mano esgrimiendo nuestros sueños de héroe contra esqueletos imaginarios. Pocas películas han alimentado la creatividad de toda una generación como aquella.

Lo primero que hay que decir es que a pesar de los años sigue estando muy vigente. La calidad de la imagen no es la mejor y los efectos especiales con el ‘stop-motion’ pueden parecernos antediluvianos pero daré un ejemplo significativo: la vi con mis hijos y en ningún momento se quejaron. Que alguien que se ha ‘criado’ con infografías y efectos de última generación no se rían de la… ¿ingenuidad? de aquellos tiempos y la disfruten como nosotros hace treinta años… es, como decía, muy significativo.

Además hay cosas que demuestran que la película por encima de las posibilidades de la época evidenciaba que estaba adelantada a su tiempo. Coincidiré con los que digan que las interpretaciones a lo mejor son un poco sobreactuadas, pero solo hay que fijarse en la dirección artística –p. e. ver los escudos de los esqueletos- para darse cuenta que había ambición e intención por hacer la cosas bien.

Solo un punto negativo y quizá más motivado por mi memoria: que solo salen tres monstruos y la esperaba con más contenido fantástico. El hombre de cobre, la hidra y los esqueletos. Deja con ganas de más, pero para eso tenemos la herencia de Harryhausen.

Por su parte la televisiva del 2000 resulta paradójicamente mucho más bisoña, mucho más de lo que indica sus casi dos décadas. Y es que parece mentira que esta producción comparta cosecha con “Gladiator”, “El protegido”, “Tigre y dragón”, etc.

Con cuatro episodios de 45 minutos de duración, que nadie se espere una adaptación de lo mostrado por Harryhausen y compañía, ya que nos encontramos con una historia que intenta aglutinar aventuras más al estilo “Hércules” o “Xena” pero hasta eso se antoja lejano ya que carece de la magia y pasión de aquellas.

Por mor de un presupuesto imagino que exiguo los efectos especiales se encuentran con cuenta gotas y eso limita mucho el desarrollo de la historia. Si me quejaba que en la primitiva solo aparecían tres monstruos, aquí tan solo nos vamos a encontrar con un toro mecánico y un lagarto gigante que aspira a dinosaurio. Poco más. Si la intención era confeccionar una fábula inocente, lo consiguen, pero dejan con un regusto amargo dada la falta de ambición.

¿Qué a lo mejor los ‘dineros’ se fueron para algunos de sus protagonistas? Pues puede ser, aunque tampoco eran muy ‘tops’ pero la cuestión es que hasta tuvo alguna nominación a premios importantes como los ‘Saturn’. Para mí solo se salva la presencia del entrañable Brian Thompson en el papel de Hércules ya que, aunque no aburrida, posee un ritmo irregular.

Resumiendo… ¿para qué queréis una mala copia si tenéis tan vigente la original? Ahora que cada cual decida. ¡A disfrutar!

Nuevo póster y fecha del estreno del tráiler para el reboot de “Hellboy: Rise of the Blood Queen”.

Mañana jueves 20 de diciembre se espera el tráiler de “Hellboy: Rise of the Blood Queen” la nueva adaptación, o reboot, al cine del celebre comic de “Hellboy” obra de Mike Mignola que tendrá en esta ocasión al actor David Harbour en el papel protagonista, Harbour, mas conocido por su papel en la serie de Netflix “Stranger Things” de la que se espera la tercera temporada el próximo año.

Tras las cámaras tenemos al realizador Neil Marshall autor de cintas de terror como “The Descent” o la poco valorada “Dog soldiers”. Esta ultima cinta fue su debut en la dirección de un largo tras la realización de varios cortos. El director cuenta con la presencia del autor de los cómics, Mike Mignola, que ejercerá de productor ejecutivo de este reboot.

Junto a David Harbour esta película contara en su reparto ademas con Milla Jovovich (Saga de “Resident Evil”), Sasha Lane (“American Honey”), Ian McShane (Trilogia de “John Wick”) y Daniel Dae Kim (Serie de TV, “Perdidos”), entre otros.

Esta Hellboy: Rise of the Blood Queense tornara mas oscura de lo que fueron las dos (excelentes) entregas realizadas por el oscarizado director mexicano Guillermo del Toro llegará a los cines en el mes de abril del 2019. El 12 de ese mes.

hellboy

THE GREAT BATTLE – Kim Kwang-Sik-I – Corea del Sur – 2018 – Aventuras épicas

Thegreatbattle

Hace pocos días escribiendo la reseña de la estupenda “Padmaavat” decía que como película épica era tremendamente emocionante pero que le faltaba acción. Ahora me toca el turno de esta “The great battle” y tengo que decir justo lo contrario: que como película épica tiene acción por un tubo pero desgraciadamente le falta emoción. Bueno, la verdad es que le falta emoción, imaginación y hasta sentido común.

Quizás es que me estoy haciendo mayor y ya no me basta con una hora y media de peleas, batallas y sangrías por doquier. O quizás es que me he vuelto muy exquisito, quién sabe, la cuestión es que empezando por el final, por las conclusiones, esta “The great battle” me ha parecido un entretenimiento muy digno pero poco más.

Para empezar su guión dejando de lado que más simple no puede ser, el asedio de una plaza fortificada por parte de los malvados chinos, peca de una previsibilidad espasmosa. Sin destripar nada porque ocurre al principio y es taaaan evidente que no descubro nada importante, cuando al protagonista le asignan como misión asesinar al Comandante de la fortaleza de Asin ya sabemos que esto no va a ocurrir. Alguno me dirá que es normal porque de acometer su objetivo no tendríamos película; pues bien, yo le diré que sí, que tiene razón pero que más allá de esa puntualización hay muchos otros términos que de lejos se saben cómo acabarán. Por ejemplo, acompañar de música sensible en las pausas entre batallas a determinados personajes, conociendo la idiosincrasia surcoreana, ya nos lleva a pensar que los mismos van a tener un final trágico.

¡Es tan evidente que cuando sucede en lugar de pena sentimos indignación! Y no tanto por la previsibilidad sino porque no dan tiempo siquiera a fomentar el cariño por esos personajes. Se creen que por unas notas tristes de música o un segundo de atención de la cámara ya se forja una conexión entre estos y el respetable. Pues no.

Y si emoción no hay y sorpresa tampoco, como decía al principio, sentido común ni existe. El consabido ‘todo vale’ vuelve a convertirnos en los tontos de turno para vendernos la idea del guionista más ridículamente ingenioso. Dejando de lado que obvian por completo lo que es un asedio y los problemas de comunicación, logística… ¡alimentación! de los sitiados –magníficos ejemplos podemos encontrar en otras producciones sin mucho buscar- se nos ponen a erigir una montaña/montículo/montón de mierda sin tenernos al tanto del tiempo de construcción para que no nos echemos unas risas. Y lo mismo para los pseudo-túneles que construyen nuestros héroes para contrarrestar el ingenio (ingenuo…) enemigo. Claro, es que luego para resolver el problema basta con cortar unos pilaritos de ná y ‘sanseacabó’. Lo mismo se puede decir de esas torres con puentes levadizos surgidas de la nada, milagros de la ingeniería china… Todo está rodeado de una nebulosa tan confusa y estúpida a sabiendas de la atrocidad que están cometiendo que nos les importa evidenciar que están haciendo el ridículo. Al menos son honestos.

¿Y qué más da cuando lo que importa es ofrecer espectáculo y batalla? Pues sí, desde esa perspectiva, “The great battle” es un buen producto. De las dos horas y pico de duración, hora y media, como decía al principio, está centrada en ofrecer confrontaciones sin tregua.

Para ello se ha recurrido a un buen número de extras, esos miles, millones por momentos que aparecen obra y gracia de la industria digital, todos bien uniformados y motivados para mostrar contundencia.

Quizás le falte más sangría aunque se hace mucho hincapié en la que hay y quizás eso denote el miedo a no asustar a un público timorato con la violencia como el surcoreano. Y es que conviene recordar que el film va dirigido a las grandes masas.

Las coreografías sin ser grandiosas resultan vibrantes sobre todo las protagonizadas por nuestro héroe con el arco en la mano ya que entra el factor digital con la cámara siguiendo la trayectoria de las flechas y el comandante dando saltos al más puro estilo Légolas.

Volviendo a unos párrafos arriba, algunas infografías ‘cantan’ un poco en las grandes masas como esa caballería al galope con los caballos moviéndose más al estilo balancín que como al animal noble ‘carne de cañón’ en este tipo de producciones. También en las escenas aéreas sobre todo en la fase final del ‘ínclito’ montículo parece que estamos viendo la secuela de “La gran muralla” de Zhang Yimou, pero en líneas generales el apartado técnico como el artístico es solvente como en todas las producciones de esta procedencia.

Algo por el estilo se puede decir de su reparto, cumplidor y con encanto, pero poco más. De todas formas no hay muchas exigencias en este tipo de producciones y más aquí que no hay tiempo para crear situaciones que requiriesen de un mayor esfuerzo interpretativo. De hecho, a la hora de buscar emociones es la Banda Sonora la que pone más empeño y la que logra, bajo mi punto de vista, un notable.

Resumiendo, si buscas una película para pasar el rato viendo batallas sin importar el qué ni el cómo, “The great battle” se ajusta a lo que buscas, pero si lo que quieres es una buena película épica tienes otras muchas opciones incluso dentro de la propia Corea.

3de5