Archivo de la categoría: Vampiros

Stephen King hasta en la sopa: Ahora “Apocalipsis” y “Salem’s Lot” en la diana de Hollywood.

Parece ser que la fiebre por adaptar las obras de Stephen King ha contagiado a estudios cinematográficos y de televisión tras el gran éxito cosechado en las taquillas de medio mundo por el film IT (Eso); Segunda adaptación de la conocida novela escrita por Stephen King, primera que se hace para la gran pantalla, la original fue estrenada en el año 1990 en formato miniserie.

El propio King ha comentado recientemente a los medios de comunicaciones de Estados Unidos que Hollywood está muy interesado en dos de sus obras El Misterio de Salem´s Lot y Apocalipsis, las cuales ambas ya habían sido adaptadas años atrás en formato de miniserie (incluso de Salem’s lot se rodo una continuación titulada Regreso a Salem’s lot y unos años después hubo un remake de nuevo en formato miniserie con Rob Lowe y Rutger Hauer de protagonistas).

Por lo que se comenta de Apocalipsis se habla de una posible miniserie para televisión o de una película especial para el mismo medio. Cosa diferente a la obra de Salem’ s Lot de la que se rumorea que viendo el enorme éxito cosechado por el film dirigido por Andrés Muschietti en cines y que esta provenía de una versión a miniserie de la obra original de King como ocurrió con la de los vampiros pues se piensa en rodar una película para el cine. Pero por ahora son solo especulaciones.

 

 

Anuncios

FROM THE DARK – Conor McMahon – 2014 – Irlanda – Vampiros

QFeatured imageuizás lo que vaya a decir ahora parezca exagerado o incluso induzca a algún malentendido, pero en un época donde el “found footage” reina en el género del terror gracias a esas obvias ventajas que permiten a cualquier ‘matao’ creerse el Spielberg de turno, no está mal encontrarse con un film que presentándose con una cierta formalidad, presuma de unos medios igual de limitados que muchas de estas obras “cámara al hombro”, pero que por el contrario ofrezca un conjunto ‘resultón’.

Y no, no estoy diciendo que la película sea ejemplarizante, solo que es una buena muestra de cómo conociendo tus limitaciones puedes hacer un buen trabajo.

El film es tan simple en su planteamiento como en su ejecución. Nos trae a un agricultor que de una manera fortuita en la Irlanda profunda despierta a un vampiro en su “formato” Nosferatu. Paralelamente vemos a una pareja de novios de excursión al que se le estropea el coche. Al ir a buscar ayuda –no tienen cobertura en el móvil, of course!- se encontrarán una casa donde merodea el vampiro. Y ya está. Más tópico no puede ser, pero como decía la película tiene su gracia.

Para empezar, tiene un buen ritmo. Desde el momento en el que nuestros protagonistas se las dan de bruces con el vampiro, no paran de correr de un lado a otro intentando salvar sus vidas. Así, en cuanto a ritmo, “From the dark” sí que es ejemplarizante.

Para ello, además de esa ambición que toda película modesta debería tener, sus responsables se han permitido alguna que otra licencia argumental que les permita esa agilidad narrativa, como por ejemplo que estos vampiros teman a cualquier tipo de luz. La cosa queda un poco alejada del mito buscando casi un regusto “survival horror” a lo “Alan Wake”, pero el entretenimiento compensa la pérdida de credibilidad. En todo caso, un vampiro es un vampiro, y ya hemos visto millones de variantes del mismo como para ahora echarle algo en cara a esta.

También es de agradecer que teniendo situaciones que sabemos que sí o sí van a concurrir –el compromiso de marras- se haya eludido toda edulcoración. Incluso si me apuras –romántico que es uno- diría que hasta demasiado por encima se ha pasado.

Por último, decir que los efectos especiales no están mal. Pero que se me entienda: en la película solo tendremos un par, que nadie espere un festival y más con las comprensibles condiciones de la misma.

Resumiendo, “From the dark” es una película modesta pero con ganas de entretener. Con cuatro personajes –‘cuatro cañas’ como dicen por aquí- y una excusa trillada, consiguen mejores resultados que otros con millones y nombres al frente del proyecto.


Featured image

STYRIA – 2014 – Mauricio Chernovetzky y Mark Devendorf – Hungría/EEUU – Terror

Featured imageAhora que me estoy repasando los clásicos del género literario de terror aún no había llegado a Sheridan Le Fanu. Pero que aún no hubiese repasado parte de su obra más importante no significa que –gracias a Dios tengo cierto poso cultural- no lo conozca; de ahí que sepa que es uno de los grandes impulsores de la figura de los vampiros tanto dentro del mundo literario como, por extensión, del mundo cinematográfico.

Ahora nos llega la última película que adapta –a su manera- una de sus obras más reconocidas como es “Carmilla”, llevada ya como decía en varias ocasiones a la gran y pequeña pantalla, y a otros medios como cómics y hasta videojuegos.

Y ese quizás es el primer hándicap de esta película, las siempre odiosas comparaciones. Uno ve algunos de los clásicos de los sesenta basados en la misma historia como por ejemplo las casualmente patrias “La maldición de los Karnstein” o “La novia ensangrentada”, y luego esta, y se le caen los testículos/ovarios al suelo. Ya no digo Obras Maestras como “Las amantes del Vampiro” o “Alucarda”… Y es que no te puedes amparar ni en bajos presupuestos. En aquellos tiempos hacían películas con cuatro chavos, pero sabían aprovechar lo que tenían a su alcance. Eran obras muy teatrales, sí, exageradas para estos tiempos, pero tenías a qué agarrarte. Aquí es la nada más absoluta. Y todavía es más recriminable en este caso cuando disponías de materia prima que… oye, pues no estaba nada mal.

Para empezar tenías un castillo/mansión que sería la envidia de cualquier cineasta: un recinto termal abandonado con sótanos y recovecos ocultos que de por sí ya daría para hacer una película. Pues bien, la pareja de directores compuesta por los cortometrajistas Mauricio Chernovetzky y Mark Devendorf no solo infravaloran este elemento sino que para mayor despropósito, se encargan de estropearlo a lo bestia. Con la excusa de que el protagonista está buscando unos murales desaparecidos, sus responsables sin la menor vergüenza se dedican a pegar en las paredes dibujos impresos pasados por un filtro de photoshop para que parezcan pinturas. De risa.

¿Y qué decir de los actores? Stephen Rea es una perita en dulce, como se suele decir. Todo un actorazo con, o mala suerte o mal agente; también puede ser que se conforme con trabajar poco, quién sabe. La cuestión es que recién salido de la también coproducción española de terror –hispanos que estamos hoy- “Out of the dark”, nos lo encontramos en esta de origen húngaro. Pues bien, está claro que no es el protagonista absoluto, pero es que no hay ninguna escena en la que salga que supere los treinta segundos. Tu mayor reclamo y no lo aprovechas; y ya no tanto por cuota de pantalla como por peso específico.

La heroína Eleanor Tomlinson, bien, aunque más cercana a un ejemplar insípido de emo que a alguien que debería evidenciar, como reclama la historia original, un desenfreno liberador desprendiendo erotismo. Al menos, Julia Pietrucha, de las truchas de toda la vida, sí que consigue dar réplica a una Carmilla creíble, perversa y sobre todo sensual. Lo mejor de la película sin duda, una hembra de las que podrían volver loco a cualquiera.

Pero, ¿y la historia? Pues esta también volvería loco a cualquiera, pero de aburrimiento. El ritmo de la película no solo es lento, es igual de descafeinado que las interpretaciones de sus máximos protagonistas o el empleo de ese majestuoso edificio. Con desgana, sus (i)rresponsables se dedican a tomarnos el… ejem… poner en escena un desarrollo que no importa a nadie con un contenido entre lo infantiloide y la reivindicación de una represión política que no pega ni con cola.

Vamos, que el que quiera ver vampiras, que se vaya olvidando de la película. Para rematar, tanto la película como la reseña, los efectos especiales si los hay casi no se aprecian. Al revés, algunas manchas de sangre no tienen ni siquiera el color apropiado.

Resumiendo, “Styria” es una muy mediocre película a la que le falta un mucho de todo: un mucho de contenido, un mucho de efectividad y un mucho de ambición, y contrariamente le sobra un mucho de caradura. Que el reclamo de Stephen Rea no os lleve por el mal camino…

Featured image

WHAT WE DO IN THE SHADOWS – Jemaine Clement y Taika Waititi – Nueva Zelanda – 2014 – Terror/Comedia

Featured imageHace mucho, pero mucho tiempo, en una galaxia tan cercana como que es en la que estamos viviendo, en los albores de internet, cuando los módems todavía cimbreaban una molesta y reconocible musiquilla para conectarse, existía una cosa que se llamaba “los canales IRC” donde la gente chateaba ante pantallas negras y letras de color verde fluorescente. Luego llegaría el html, y los foros se expandirían como setas. Allí nos reuníamos los fanáticos del cine asiático y de otros géneros, comenzando una relación que para muchos aún continúa.

Allí hablábamos de pelis, y los que más y los que menos, las comprábamos, según la recomendación de fulanito o futanito, a los visionarios que montaban las primeras, creerlo o no, tiendas on-line.

Luego llegarían los p2p, el emule, el torrent y finalmente las descargas directas. Todo lo anterior puede parecer antediluviano, pero eran épocas donde ante la falta de información -información que ahora tenemos a mares en la red mediante webs, blogs, etc..- teníamos que fiarnos de las opiniones de nuestras amistades. Y aquí es donde quería llegar: gracias a las redes sociales actualmente estamos viviendo paradójicamente una época tan cercana como aquella donde el criterio de la gente de la que de verdad nos fiamos, tiene más valor que el crítico mejor pagado del medio de comunicación más popular. Y así es cómo conocí esta “What we do in the shadows”, de la “mano” de un amigo que me aseguraba que era la mejor película de género que había visto en este 2014.

Pasaron las semanas –él la vio en la “Semana de cine de terror de Donostia” donde por cierto se llevó el Premio del Público- hasta que por fin estuvo a mi alcance.

Lo primero que tengo que decir es que, a pesar de la recomendación, nunca me he dejado llevar por las opiniones de terceros por mucho que los aprecie. Muchos amigos sabrán que no me caso con nadie –excepto cuando lo hice con mi mujer, jejejeje-, por lo que espero que nadie piense que me he dejado influenciar.

Lo segundo, adelantando conclusiones, es que sí, que puede que no sea la mejor película de terror del 2014 –más que nada porque terror, terror…- pero sí que la más divertida, “curiosamente” junto a otra de la misma nacionalidad como “Housebound”. Pero al grano.

“What we do in the shadows” se acoge a la corriente reinante en el género como es el “found footage” en su variante “Mockumentary”, es decir, falso documental. Así un grupo de cuatro vampiros accede a que un equipo los entreviste y ruede su día a día, eso sí, dejando muy clarito –y con ello las intenciones de la película- que van provistos de crucifijos, por si las moscas.

El grupo de vampiros no está compuesto por una unidad homogénea sino que cada uno representa a un tipo de vampiro que la tradición popular se ha encargado de traernos. De tal guisa tendremos al vampiro romántico, al brutal tipo Drácula rumano, el Nosferatu y otro inclasificable. Y claro está, con todas esas particularidades el hogar de estos no es el remanso de paz que esperamos surgiendo discusiones verdaderamente surrealistas con las que arrancarnos no pocas carcajadas.

Y esa es la clave de la película: el humor. “What we do in the shadows” no tiene un argumento definido; es una sucesión de gags con un hilo conductor tan tenue que es difícil de encontrar. He leído auténticos psicoanálisis de la película, pero yo creo que sus responsables lo único que intentaban era sacar punta al asunto, hacer algo gamberro pero a la vez elegante.

Así, sus responsables se encargan de sacar a la palestra todo lo que sabemos sobre los vampiros para colocarlos en situaciones cotidianas para que resulte chocante y divertido. Por ejemplo y para no destripar demasiado, los problemas de estos para entrar en los pubs a no ser que sean invitados, o los que se relacionan con sus siervos humanos. Un humor inteligente sin perder la perspectiva del más toon, apoyado muchas veces en una puesta en escena brillante con efectos especiales exagerados y no del todo desdeñables.

Referencias a otras películas, apariciones de otros monstruos característicos de la fauna del terror –genial ese “West Side Story” con… mejor me callo- y una Banda Sonora digna de Emir Kusturica son otros factores para no dejar de reír.

Para acabar, es cierto que su media hora final rebaja un tanto el número de carcajadas, pero tras la avalancha de su primera hora, cualquier cosa parece poco. Lo mismo en una ya buena comedia no se notaría tanto.

Resumiendo, “What we do in the shadows” es quizás la película más divertida del 2014 y de seguro que la mejor comedia de terror del año. Salvaje pero brillante, gamberra pero con clase. Inteligencia al servicio del surrealismo.

Featured image  /  Featured image

DRACULA LA LEYENDA JAMAS CONTADA – Gary Shore – EEUU – 2014 – Fantasia/Acción

Featured imageReseña confeccionada para “Nido de Cuervos”

http://elcuervoenteradillo.blogspot.com.es/2014/10/critica-dracula-la-leyenda-jamas-contada.html

Featured image

ETERNAMENTE TUYA – Álvaro Bermejo – 2013 – Terror

Elegí esta novela no precisamente por su título tan de folletín rosa sino por las excelentes críticas que contrariamente hablaban de ella como un ejercicio ejemplar de novela gótica puesta al día. Y la verdad, es que tanto esos comentarios no podían ser más sinceros como acertadas las altas puntuaciones que le concedían.

Álvaro Bermejo, escritor contrastado y con amplia y reconocida experiencia, nos traslada a la Escocia más literaria y profunda, y no precisamente por su localización. Narrada en primera persona, el autor se convierte en un ingeniero australiano encargado de la construcción de una gran presa en el condado de Gairloch. Allí conocerá a los Montrose, una aristocrática familia de rancio abolengo que como lairds del lugar rigen el destino de los lugareños.

Pues bien, el protagonista caerá en las redes de las dos hijas del cabeza de familia, haciendo caso omiso a las habladurías del lugar que le advierten sobre la herencia vampírica de la familia. Ni la aparición de unos cadáveres, todos presuntamente suicidados, harán que nuestro héroe crea en las supersticiones abandonando a las mujeres Montrose. Y es en ese juego de sensualidad y folclore insano donde se desarrolla la novela. El autor en su inicio se encarama tan bien a las fuentes clásicas del terror gótico de principios del siglo pasado que uno duda en ocasiones de estar viviendo algo actual; y digo bien “viviendo” porque su narración te envuelve como pocas. De hecho, y esto me está pasando mucho últimamente, es tal la complicidad autor-lector que uno piensa estar ante una nueva obra maestra o, al menos, su nuevo libro de cabecera.

Vampiresas, parajes lúgubres, ermitas con leyendas negras y una dama blanca que… ¿El problema? Pocos a decir verdad, solo que a veces resulta tan excesiva la pasión de los encuentros amorosos que el lenguaje no parece corresponderse a la realidad. Vale que sean aristócratas y que nos encontremos con una Escocia anclada en el pasado, pero no me creo que una adolescente actual de 17 años se exprese como lo hace en la novela. Se pueden poner más excusas que podrían destripar un tanto la novela, pero incluso así podría rebatirlas.

La paradoja la encontramos en su parte final: mientras que el ritmo, la tensión y las emociones se acrecientan llegando a niveles sobresalientes, las soluciones –mal endémico en el género- se antojan perezosas. Resumiendo, “Eternamente tuya” es un libro de pasiones: pasiones entre hombres y mujeres, y pasiones por un género y estilo de escritura que muchos añoramos. No terminará siendo tu libro favorito, pero saciará tu sed gótica. Notable alto, tan alto como esa torre condenada a los amantes del castillo de los Montrose…

Si fuese productor de televisión, no tendría duda: serie al canto.

DRACULA, EL NO-MUERTO – Drace Stoker – 2010 – Terror/Histórico

Cuando hace un par de años se editó “Drácula, el no-muerto” publicitándola como la secuela oficial del “Drácula” de Bram Stroker gracias a que la misma estaba co-escrita por nada más y nada menos que el sobrino-biznieto del autor irlandés, Drace Stroker, pronto las críticas hablaron de decepción, artimaña comercial y demás críticas nada favorecedoras. Aún así, decidí comenzar su lectura empujado en parte por el hastío que me había provocado una serie de novelas de sci-fi que había empalmado en los últimos meses, y la verdad es que si bien la publicitada secuela no hace los honores a la Obra Maestra del género del terror, tampoco es para despreciarla sin más.

Sin destripar nada, comprendo que la novela no haya gustado a los románticos de la obra original porque desvirtúa al Drácula de siempre, pero todo aquel que como yo adore al personaje real que luchó contra los musulmanes en el siglo XV, lo disfrutará encantado viendo como un sucesor del propio Stroker repone el nombre de Vlad Tepes, haciéndole justicia sin miedo incluso a atizar a su antepasado. Lo malo es que “ensucia” el de su “prima” Erzsébet Báthory…

Lejos de reivindicaciones, el libro pasa de ser una obra gótica a una obra victoriana; y que se me entienda: se convierte en una aventura frenética más propia de nuestros días a la que se le añade esa rica ambientación. Si encima le sumamos muchos datos y guiños históricos –genial lo de mezclar el universo Jack el Destripador- y un puntito gore, tenemos una novela que se lee de un tirón. Yo de hecho me la he leído en cuatro días, y no es que sea corta…

Resumiendo, como secuela OFICIAL no es digna en cuanto a calidad literaria, pero sí respecto a entretenimiento.

LA CONDESA SANGRIENTA – Alejandra Pizamik – 2009 – Terror/Histórico

Ayer decía que no sabía por cuál libro decidirme tras terminar “Joyland” de Stephen King, si por “La condesa sangrienta” o por “Relatos del ama rusa” diciendo que leería una página de ambas y según me “cayesen” elegiría.

La solución ha sido simple ya que “La condesa sangrienta” es tan corta que en algo más de una hora me la he fulminado. Y es que aunque con etiqueta de clásico la obra de Alejandra Pizarnik no deja de ser un compendio de escuetos relatos de poesía en prosa que se consumen en un abrir y cerrar de ojos. Y ya no es la duración, es la catadura.

Mucho estómago hay que tener para leer las atrocidades que la autora le achaca a Elizabeth Bathory, personaje que al igual que Vlad Tepes ha sido injustificadamente utilizado por las mentes más calenturientas de la literatura y cultura en general. En fin, ni lo recomiendo.

Y por cierto, la de “Relatos del alma rusa” mejor para otra vida; me he leído dos relatos y son aburridísimos. Cogeré “El niño 44” que empecé a leer hace un mes y pintaba mejor…

BALTIMORE o EL SOLDADITO DE PLOMO Y EL VAMPIRO – Christopher Golden + Mike Mignola – 2009 – Terror/Acción

En una época donde el fenómeno vampiro está al cabo del día es difícil encontrarse con una novela actual que enfoque la temática desde una perspectiva clásica. Pues bien, bajo una apariencia algo dudosa ya que viene precedida por la fama de uno de sus responsables como autor de cómic como es el mismísimo Mike Mignola, “Baltimore…” se presenta como una novela que de verdad vale la pena y tan, como decíamos al principio, clásica que fácilmente podría encajarse dentro de la novela gótica.

La obra encadena por medio de una historia principal varios cuentos secundarios que sirven de eslabones de la primera abriendo de paso la oferta, dígase el muestrario de monstruos que nos llevará desde un demonio-oso hasta un ser submarino de la época maya que se esconde en un lago, sin olvidar otros que ya me encargo de callarme para no restar factor sorpresa. Pero lo mejor, además de la riqueza y variedad que nos impedirá aburrirnos, es lo bien escrito que está. Me repatea, al igual que pasa con el mundo del cine, lo infravalorado que está el género del terror en el mundo literario ya que parece que las obras pertenecientes a éste estilo cuidan mas la historia que el lenguaje.

Pues bien, Christopher Golden – y en su caso, el traductor a nuestro idioma – realiza una labor ardua para describir paisajes y situaciones de tal manera que hasta sobran las por otra parte excelentes ilustraciones de Mignola. Hay pasajes soberbios, con frases de esas que luego se convierten en citas de lo buenas que son. Y lo mejor de todo es que Golden es uno de esos escritores “encasillados” como autor de obras juveniles en ocasiones curiosamente cercanas a la temática de ésta misma como las publicadas bajo el sello de la célebre Buffy como protagonista. Lo que es la vida, que un tío que se tiene que ganar las habichuelas con trabajos tan comerciales logre una joya como ésta, es una de esas bromas que guarda el destino y que no viene hacer otra cosa que a premiar el esfuerzo, reconocer un talento que a veces queda oculto por las necesidades.

AFFLICTED – Derek Lee y Clif Prowse – Canadá – 2013 – Terror

Lo primero es lo primero, y cómo es de bien nacido ser agradecido, no puedo dejar de dar las gracias a un amigo que me recomendó esta película. Ahora bien, lo segundo que tengo que decir, ya que influye y mucho en mis conclusiones, es que la vi “ciegamente”, no necesité de más para verla que esa opinión favorable; y digo que influye porque sin saber de qué iba, la película gana enteros respecto al que ya sepa de qué está aquejado el protagonista.

A partir de ahí, la película no pierde puntos, sigue siendo atractiva, pero creía justo mencionarlo. “Afflicted” es un “found footage” que sigue la excelente senda de “Chronicle” cambiando “Superhéroes” por…. No, no lo diré.

A partir de esa base hay que empezar diciendo que no tendremos que esperar mucho para que lo “bueno” empiece, concretamente el minuto 14, borrando de nuestra mente todos esos bodrios que siendo cortometrajes abusan de nuestra paciencia aburriéndonos hasta casi la muerte hasta que deciden empezar con la acción.

Encima esos 14 minutos no están tampoco mal gracias a una diligente dirección que nos trae particiones de pantalla y otros trucos técnicos para alejarlo también de la mediocridad que domina este tipo de films.

El único punto negro sería para mí, con humor, la horrorosa canción que se marcan los amigos de los protas… Luego podríamos decir que “Afflicted” es un film de los “pudientes”, es decir, cuenta con medios y eso se transmite en buenos efectos especiales y detalles técnicos de primer orden. Hay bastante sangre y alguna escena truculenta, pero tampoco su finalidad es resultar gore. Es más el maquillaje y “adornar” las escenas que salpicar al espectador. En términos similares se puede hablar de la capacidad “transmisora” de la película.

Miedo, desgraciadamente no da, pero sustos tendremos unos cuantos. Respecto a esto se podría tachar de efectista a la película, pero analizando cuándo y dónde nos encontramos con estas escenas, uno llega a la conclusión de que la mayoría son tanto necesarias como que están estratégicamente situadas para no ir más allá y revelar lo justo. Hacerlo asustando entra en el juego.

Para acabar, tres detalles. Uno, que no entendemos cómo no ha sido todavía editada en nuestro país. Dos, que abre la puerta a posibles secuelas, y tres, que vale la pena aguantar unos segundos los títulos de crédito finales…