Archivo de la categoría: Adaptación

PREACHER – 1ª Temporada – 2016 – EEUU – Comedia fantástica de acción

preacher

La verdad es que la primera mitad del 2016 me llevó a pensar que estábamos antes la inminente eclosión de la ‘burbuja’ televisiva. Sin embargo con la entrada en el país de la HBO nos han llegado series de gran calidad que, sumadas a las que ya existían o a las que se han puestos las pilas, la verdad me obligan a reconocer que no solo estaba equivocado sino que además tengo que afirmar que este año ha tenido una de las mejores añadas posibles.

Y una de las culpables de este cambio casi radical la tiene esta “Preacher”, una serie original, divertida y de calidad que me ha sorprendido a pesar de conocer la reputación de la obra en la que está basada, un comic o novelas gráficas de Garth Ennis y Steve Dillon.

Dicho esto, lo primero que tengo que decir –o segundo tras ya dejar caer algunos calificativos…- es que a pesar de ser un… ¿decente? conocedor del ‘noveno arte’, no he tenido la oportunidad de leer la obra original de Ennis y Dillon por lo que si esperáis comparaciones, lo siento mucho pero esta no es vuestra mini-reseña.

Por medio de diez episodios –la segunda temporada ya renovada tendrá 13- vamos a ver pasar… atención… ángeles, demonios, vampiros, asesinos a sueldo, psicóticos y toda una fauna de ‘pueblerinos’ peculiares que ríete tú de cualquier serie de humor. Claro está, “Preacher” es una comedia pero yo no la circunscribía en este género ya que lo haría más en el fantástico o incluso el de la acción. En todo caso cabe recordar que el mismísimo Seth Rogen (“Kung Fu Panda”, “Malditos vecinos”, “The interview”, etc.) está al cargo de la producción y de incluso de la dirección en tres capítulos.

Sin dejar el humor, lo que destacaría de la serie más que su capacidad para hacernos reír, es la de sorprendernos situándose al nivel de otra de las sorpresas –nunca mejor dicho- de la temporada como ha sido “Dirk Gently, Agencia de Investigaciones Holísticas”. No hay episodio donde no nos asalte un par (o más) de WTF!

Vale, como decía, el que se haya leído la obra original no estará tan sorprendido, pero el espectador medio que solo busca entretenimiento, tiene asegurada la originalidad.

Pero más allá de la diversión, “Preacher”, como corresponde a un producto de la AMC, también garantiza calidad. Los efectos especiales son destacables y el apartado técnico/artístico se sitúa al lado de producciones con más nombre. Y ya que hablamos de nombres, no podemos dejar de mencionar a sus protagonistas, todas caras conocidas de la pequeña y gran pantalla, muchos de ellos habituales de productos frikis con los que alimentar ese espíritu fan que merece un producto de estas características.

En especial destacar a su protagonista Dominic Cooper que consigue quitarnos ese mal gusto dejado por “World of Warcraft” metiéndose en la piel de este predicador tan variopinto, tan particular como las sensaciones que provoca. No llega al nivel de genialidad de “El doble del diablo/The devil’s double”, pero no decepcionará.

Resumiendo; sin lugar a dudas una de las mejores series nuevas del 2016. Incluso diría entre el Top 3. Diversión, originalidad, calidad e imprevisibilidad. Eso sí, de género.

DOCTOR STRANGE – Scott Derrickson – EEUU – 2016 – Superhéroes

doctorReseña escrita por esta casa para el blog hermano Nido de Cuervos

http://elcuervoenteradillo.blogspot.com.es/2016/10/critica-doctor-strange.html

3de5   /     4de5

THE VIRGIN PSYCHICS – Sion Sono – 2015 – Japón – Comedia fantástica

thevirginpsychicsReseña escrita por esta casa para el blog hermano “Nido de Cuervos”

http://elcuervoenteradillo.blogspot.com.es/2016/10/critica-virgin-psychics.html

3de5   /   4de5

MEMORIAS DE UN FRANCOTIRADOR EN STALINGRADO – Vasili Zaitsev – Ed. Critica

Featured imageSeguro que más de uno se preguntará que qué hace un libro bélico en un blog de reseñas de literatura y cine de género (terror y fantástico, aclaro). La respuesta es simple, creyendo de paso que satisfará a esos escépticos: porque las cosas que se cuentan en él a veces son tan tremebundas que dan más miedo que una película de terror.

Dicho esto hay que decir que esta “Memorias de un francotirador en Stalingrado” de Vasili Zaitsev es la obra que sirvió de inspiración para aquella fantástica “Enemigo a las puertas” de Jean-Jacques Annaud; con sus diferencias, como el propio libro se encarga de señalar en su prólogo, haciendo especial hincapié en el ataque al comunismo que se hacía en la película a diferencia de la defensa del régimen que se hace en esta obra.

Pero antes de analizar las peculiaridades del libro hay que aclarar que aunque el mismo, como el propio título indica, se presente como unas presuntas memorias, en ningún momento lo es, ya que son diferentes capítulos donde en cada uno de ellos su protagonista narra una aventura sucedida en la Segunda Guerra Mundial, no precisamente en Stalingrado.

A su vez hay que añadir que por mucho que su autor fuese un famoso francotirador, en realidad era un tipo culto que al comienzo de la guerra trabajó como contable, de ahí que si alguien tiene reservas respecto a la calidad literaria del mismo, puede ir quitándose de encima esos prejuicios. Zaitsev no es un literato que construye metáforas evocadoras casi poéticas, pero sí que tiene los suficientes recursos –y le sobran- para construirnos pasajes que nos sitúen en cada momento en la acción del texto.

A este respecto, aunque Zaitsev haga en muchas ocasiones propaganda comunista, tampoco se puede considerar una obra pro-belicista. Y es que como he dicho al principio, hay mucha atrocidad como para verle el lado bueno a la guerra. Es cierto que lo de “morir por la patria” es un lema recurrente, pero muchas veces se deduce más un sentimiento de resignación, de aceptar estar en aquel infierno, que de bravuconadas. Y es que conviene no olvidar que estos defendían su tierra…

En cuanto a la acción, que es lo que importa en estos casos, “Memorias de un francotirador en Stalingrado” es un gozo. El libro no da ningún tipo de respiro, resultando ágil y a pesar de lo que pueda parecer más abierto a otros menesteres que no sean los de disparar gracias a una mirilla. Por momentos hasta diría que, si no fuese por los muertos, podría pasar por un libro de aventuras.

Resumiendo, “Memorias de un francotirador en Stalingrado” es un libro entretenido, un buen desengrasante para cambiar de género pero no abandonar las emociones fuertes. Que tengo una componente real, hace que gane enteros.

Featured image

STYRIA – 2014 – Mauricio Chernovetzky y Mark Devendorf – Hungría/EEUU – Terror

Featured imageAhora que me estoy repasando los clásicos del género literario de terror aún no había llegado a Sheridan Le Fanu. Pero que aún no hubiese repasado parte de su obra más importante no significa que –gracias a Dios tengo cierto poso cultural- no lo conozca; de ahí que sepa que es uno de los grandes impulsores de la figura de los vampiros tanto dentro del mundo literario como, por extensión, del mundo cinematográfico.

Ahora nos llega la última película que adapta –a su manera- una de sus obras más reconocidas como es “Carmilla”, llevada ya como decía en varias ocasiones a la gran y pequeña pantalla, y a otros medios como cómics y hasta videojuegos.

Y ese quizás es el primer hándicap de esta película, las siempre odiosas comparaciones. Uno ve algunos de los clásicos de los sesenta basados en la misma historia como por ejemplo las casualmente patrias “La maldición de los Karnstein” o “La novia ensangrentada”, y luego esta, y se le caen los testículos/ovarios al suelo. Ya no digo Obras Maestras como “Las amantes del Vampiro” o “Alucarda”… Y es que no te puedes amparar ni en bajos presupuestos. En aquellos tiempos hacían películas con cuatro chavos, pero sabían aprovechar lo que tenían a su alcance. Eran obras muy teatrales, sí, exageradas para estos tiempos, pero tenías a qué agarrarte. Aquí es la nada más absoluta. Y todavía es más recriminable en este caso cuando disponías de materia prima que… oye, pues no estaba nada mal.

Para empezar tenías un castillo/mansión que sería la envidia de cualquier cineasta: un recinto termal abandonado con sótanos y recovecos ocultos que de por sí ya daría para hacer una película. Pues bien, la pareja de directores compuesta por los cortometrajistas Mauricio Chernovetzky y Mark Devendorf no solo infravaloran este elemento sino que para mayor despropósito, se encargan de estropearlo a lo bestia. Con la excusa de que el protagonista está buscando unos murales desaparecidos, sus responsables sin la menor vergüenza se dedican a pegar en las paredes dibujos impresos pasados por un filtro de photoshop para que parezcan pinturas. De risa.

¿Y qué decir de los actores? Stephen Rea es una perita en dulce, como se suele decir. Todo un actorazo con, o mala suerte o mal agente; también puede ser que se conforme con trabajar poco, quién sabe. La cuestión es que recién salido de la también coproducción española de terror –hispanos que estamos hoy- “Out of the dark”, nos lo encontramos en esta de origen húngaro. Pues bien, está claro que no es el protagonista absoluto, pero es que no hay ninguna escena en la que salga que supere los treinta segundos. Tu mayor reclamo y no lo aprovechas; y ya no tanto por cuota de pantalla como por peso específico.

La heroína Eleanor Tomlinson, bien, aunque más cercana a un ejemplar insípido de emo que a alguien que debería evidenciar, como reclama la historia original, un desenfreno liberador desprendiendo erotismo. Al menos, Julia Pietrucha, de las truchas de toda la vida, sí que consigue dar réplica a una Carmilla creíble, perversa y sobre todo sensual. Lo mejor de la película sin duda, una hembra de las que podrían volver loco a cualquiera.

Pero, ¿y la historia? Pues esta también volvería loco a cualquiera, pero de aburrimiento. El ritmo de la película no solo es lento, es igual de descafeinado que las interpretaciones de sus máximos protagonistas o el empleo de ese majestuoso edificio. Con desgana, sus (i)rresponsables se dedican a tomarnos el… ejem… poner en escena un desarrollo que no importa a nadie con un contenido entre lo infantiloide y la reivindicación de una represión política que no pega ni con cola.

Vamos, que el que quiera ver vampiras, que se vaya olvidando de la película. Para rematar, tanto la película como la reseña, los efectos especiales si los hay casi no se aprecian. Al revés, algunas manchas de sangre no tienen ni siquiera el color apropiado.

Resumiendo, “Styria” es una muy mediocre película a la que le falta un mucho de todo: un mucho de contenido, un mucho de efectividad y un mucho de ambición, y contrariamente le sobra un mucho de caradura. Que el reclamo de Stephen Rea no os lleve por el mal camino…

Featured image

LA MUJER DE NEGRO: EL ANGEL DE LA MUERTE – Tom Harper – 2014 – GB/EEUU/Canadá – Terror

Featured imageReseña escrita para Nido de Cuervos

http://elcuervoenteradillo.blogspot.com.es/2015/02/critica-la-mujer-de-negro-2-el-angel-de.html

Featured image

EL DESPERTAR – Mike Newell – 1980 – GB – Terror

Featured imageTras acabar de leerme la reivindicable “La joya de las siete estrellas” de Bram Stoker, decidí verme una de sus adaptaciones a la gran pantalla, y la red aseguraba que esta “El despertar” era la mejor. Pues bien, dejando de lado que al verla me di cuenta de que ya la había visto hace años, si bien la película –adelantando conclusiones- es tan estupenda y aún más reivindicable si cabe que la novela, como adaptación-adaptación, deja tanto de desear que no sé cómo será la peor…

Y es que mientras que la obra de Stoker está ambientada a principios del siglo XX, esta lo hace en la actualidad. Y ni que decir estructuralmente, ya que ha sido totalmente remozada cambiando fases de lugar y obviando otras al igual que personajes.

Pero como decía, si como adaptación no logra el aprobado –otra cosa es si hablásemos de “puesta al día”- como film es todo un “Imprescindible”, un “must” como se dice ahora. Sin embargo antes de meternos con ella, comentemos tres factores principales que influyen en su resultado final, factores que nos encontramos delante y detrás de las cámaras.

Para empezar, Charlton Heston. El actor, figura mítica dentro del mundo del cine, justifica muchos de los cambios efectuados respecto a la obra original; y es que teniéndolo a él, su personaje no podía quedar en un segundo plano como en la novela. Con un carisma que ya quisieran muchos, a Heston con 57 años no le importa descamisarse a la mínima para mostrar que aún está en forma y que todavía sigue siendo el actor de acción de antaño. Fantástico.

A este le sigue una debutante Stephanie Zimbalist, a la que más tarde le llegaría la fama con la mítica serie “Remington Steele”. Fresca y con esa belleza modesta de las jovencitas –parezco un viejo verde- Stephanie cumple con su difícil misión de dar réplica al personaje más complicado del film.

Y por último, su director Mike Newell, un cineasta todo-terreno que posteriormente se haría paradójicamente más popular a un género tan diferente a este como el de las comedias románticas y el melodrama. Él sería el responsable de títulos como “Un abril encantado”, “Cuatro bodas y un funeral” o “La sonrisa de Mona Lisa”. Pues que ello no os asuste ya que Newell sabe muy bien cuáles son los terrenos por dónde se mueve ofreciéndonos un producto 100% de género. No en vano también firmó las más fantásticas aunque más recientes “Harry Potter y el cáliz de fuego” y “Príncipe de Persia”

Dicho esto, interioricemos.

Lo primero que hay que hacer es situar la película. Muchos al verla ahora relacionarán la Banda Sonora con la de “El exorcista” o incluso reconocerán escenas con demasiados parecidos razonables a por ejemplo “La profecía”. Pues bien, esta película es heredera de las anteriores ya que tan solo se sitúa siete años después de la de Friedkin y cuatro de la de Donner. Es cierto que esos detalles le restan originalidad y carácter, pero al igual que actualmente decimos que por ejemplo James Wan está marcando una época/estilo al que se acogen otros títulos, esos sonidos chirriantes, primeros planos de las víctimas gritando, y un efectismo a medio camino entre el gore y lo infantil, eran las marcas de fábrica del terror de los setenta por lo que no es extraño que esta siga la corriente.

De tal guisa los amantes al género que crecieron con estas películas encontrarán a esta muy estimulante sin que necesariamente se tenga que apalear a la nostalgia como cuando nos encontramos con un film de la Hammer, ya que a pesar de la patente teatralidad, contiene los factores necesarios para no resultar ridícula o trasnochada.

¿Qué si da miedo? Pues no, ni siquiera hay sustos, pero sabe crear atmósfera –sobre todo en las escenas de Egipto- y la historia engancha sobradamente.

Resumiendo, si te gustan las películas sobre maldiciones, aventuras egipcias o el terror característico de los setenta y ochenta, esta es una opción imprescindible; un buen film de terror que a pesar de los años pasados, aún está vigente.
Featured image

BLACK BUTLER – Kentaro Otani Kentaro y Keiichi Sato – 2014 – Japón – Sci-Fi/Acción/Fantasia

Featured imagePara empezar pondré las cartas bocarriba sobre la mesa: me he leído tanto el manga en el que se basa esta película como me he visto su anime.

Dicho así puede parecer una bravuconada más que una premisa, pero no, os equivocáis ya que la afirmación más que un condicionante es una anécdota. Es cierto que conozco a los personajes y la historia, pero soy ya suficientemente “perro viejo” –“perro” por vago y no ponerme ahora a contar vida y milagros de su creadora Yana Toboso, y “viejo” porque no soy ya de una generación anterior sino antediluviana- como para conocer de sobra cómo se actúa con los “live action” (adaptaciones a imagen real), y por lo tanto saber que por mucho que sepas de una historia, su adaptación puede distar una legua de la obra matriz.

Pero es que aquí encima parece que se han pasado por el forro la historia original con lo que ponerse a pormenorizar las diferencias -licencias argumentales y creativas-, con aquella puede ser tedioso, así es que iré directamente al grano, a qué es lo que me ha parecido la película que para eso pierdo el tiempo escribiendo estas reseñas.

Para empezar y para que al menos quede constancia mencionaré que aquí se ha pasado de esa pseudo-Inglaterra neo-victoriana en la que Toboso situó a sus personajes a una ciudad asiática multicultural. La razón es un claro ahorro de efectos especiales y una libertad a la hora de confeccionar los nuevos escenarios. Así hemos pasado de un ámbito palaciego con praderas y campiña típicamente británica a una ciudad cosmopolita vulgar. El problema –primero si queremos- es que una cosa es economizar gastos y otra abusar de rácano. Aquí la cosa se ha quedado en un par de infografías de una mezcla de Tokyo y Hong Kong, y como mucho, una única escena de una calle con un tren aéreo.

Y claro está, este cambio de escenario también ha conllevado un cambio de época –algo más de cien años en el futuro- con el consecuente obligado cambio de personajes. Aquí ya no tenemos a Ciel Phantomhive –protagonista original- ya que lo han sustituido por su sobrina nieta, Shiori Genpou. ¿Por qué? ¿¡Estás tonto!? Pues eso, porque han pasado los años. ¿Así? Entonces, ¿por qué razón mantienes a Tanaka o a Maylene/Meirin…?

Vale que Sebastián es el motor de la función –además de ser un demonio que puede soportar esos siglos pasados…-, pero puestos a hacer un verdadero “reboot” veo incongruente mantener cosas del “pasado”. Y ya no es conservar a Meirin que en cierta forma se hace necesaria para justificar su escena de acción, sino contrariamente lo que no mantienes.

Dices que no puedes acometer tal gasto y que la sitúas en una actualidad cercana; sin embargo mantienes ese look neo-gótico de los vestuarios de algunos personajes. Si te escudas ahora en que querías mantener algo del espíritu de la obra original, ¿por qué también te estás cargando el sentido del humor de la serie/manga? Sacar dos tropiezos de Meirin sin gracia no es dotar de humor a la película.

La explicación a esto y a otras cosas comentadas la quiero quizás encontrar en la intervención de la filial japonesa de la “Warner Bros.” con tal de explotarla en el mercado extranjero, es decir, suavizar esos tics surrealistas tan japoneses con tal de adecuarlo al gusto occidental.

No obstante, tras esta reflexión me viene otra que sin venir tan al caso deja en el aire una pregunta: nos asustamos y echamos las manos a la cabeza cada vez que un norteamericano/occidental quiere adaptar una historia/manga japonés -ver por ejemplo el caso de Gus Van Sant con “Death Note”- y sin embargo, ¿cuántas veces nos ha dejado plenamente satisfechos una adaptación japonesa de una de sus obras? Podremos contarlas con los dedos de una mano. No por ser foráneo tienes que tener menos pasión. Que se lo pregunten a Quentin Tarantino y su “Kill Bill”.

De vuelta a lo que nos importa decir que el argumento de “Black Butler” sigue una línea detectivesca que no desentona del todo con la obra a la que pretende adaptar; el problema –again- es que su desarrollo es demasiado lento -para desplegar lo que cuenta son totalmente excesivas dos horas- y encima, previsible. A las alturas en las que nos encontramos no puedes resolver la cuestión como si fuera una mala obra de los años treinta. No es ridículo, es indignante, ya que evidencia una falta de laboriosidad alarmante insultando de paso a la inteligencia del espectador.

Pero si esto fuese lo único malo… Parte de culpa del ritmo anodino la tiene una apremiante falta de entretenimiento. Ya no digo espectáculo, digo ese contenido que uno espera en una producción como esta y de este calibre. Solo tenemos tres escenas de acción; una, la del principio que sirve de gancho, otra protagonizada por Meirin, y la del final que resulta frustrante de lo insípida que es. Y es que cuando las dos anteriores son tan buenas -excelentes me atrevería a decir- tanto esta última sabe a poco como el resto de la película resulta tediosa.

Las dos escenas comentadas nos traen sendas coreografías balísticas, mezcla del mejor John Woo de finales de los ochenta/principios de los noventa y ese frikismo extremo de la serie Z nipona. Acrobacias con pistolas a dos manos y piruetas de cara a la galería, espectacularidad al fin y al cabo. Lo malo es eso, que es lo único que ofrece la película.

Resumiendo, “Black Butler” es decepcionante y hasta aburrida. Siendo cruel solo vale para darle al botón del “Fast Foward” del reproductor y ver las dos únicas buenas escenas de acción de la película.

El mundo está dividido en dos ejes, el Este y el Oeste. En el Oeste la Reina dirige los designios de sus súbditos, mientras que el Este siempre está intentado boicotearlos. Para resolver los problemas que surgen, la monarca cuenta con un eficaz agente: “El Perro Guardián de la Reina”. Pero este no está solo ya que le cubre las espaldas un mayordomo la mar de particular…

P.D.: Aunque dejen el final abierto, muy abierto, su resultado en taquilla no invita a pensar en una secuela. Y es que no solo a mí me ha parecido una incorrecta interpretación de un personaje/obra que merecía una mejor atención.

Featured image

MERCY – Peter Cornwell – 2014 – EEUU – Terror

Featured imageReseña escrita de la película para “Nido de Cuervos”
http://elcuervoenteradillo.blogspot.com.es/2014/12/critica-mercy.html

Featured image  /   Featured image

HORNS/CUERNOS – Alexandre Aja – 2014 – EEUU-Canadá – Thriller/Terror/Fantasía/Comedia negra

Featured imageLa paciencia no es una de mis ya de por sí pocas virtudes. De ahí que cuando tuve a mi alcance la adaptación del libro del hijísimo de Stephen King no dudé en visionarla a pesar de llevar leída la mitad del libro. Sí, sé que es un sacrilegio, que soy un insensato y demás descalificaciones que se os ocurra; lo acepto y comparto, pero tanto su director Alexandre Aja como su protagonista me caían/caen bien, por lo que la fórmula convergía hacia unas ya más comprensibles ansias… Lo malo es tanto también me llevaba hacia unas expectativas altas como que por mor de esa inconclusa lectura, no puedo saber si la película a la postre resulta muy fiel a la novela o no.

Hasta donde he leído he podido notar algunas licencias tanto argumentales como en puesta en escena, sobre todo a la hora de montar los flashbacks, pero resulta bastante fiel con diálogos hasta calcados.

Otra cosa es el espíritu.

A ver, el film está dividido en dos partes, una primera que más parece una comedia negra, y una segunda que se ajusta más al género al que va destinado para aquellos que desconozcan la obra de Joe Hill, autor que se ha ganado ya por derecho propio que dejemos de lado lo de “hijo de…”. Pero al caso.

Los primeros cuarenta y cinco minutos son divertidos, pero con “objeciones”. Le cuesta poner en claro los “poderes” del protagonista, y para aquellos que no se hayan leído la novela irán un poco perdidos. Es tal el desconcierto, que hasta en un momento de la película el propio protagonista tiene que aclarar los efectos que causa en sus interlocutores, situación que por cierto ocurre demasiado tarde, cuando llevamos ya más de media hora de metraje. Yo o lo hubiese adelantado o hubiese sido más explícito. Pero como decía, resulta divertida. Un poco vulgar, pero entretenida con ese humor corrosivo y mala leche que imprime Hill en cada sentencia.

Luego llega la segunda parte, poco más de una hora donde se entremezcla el melodrama y los elementos más de género. Es en esta parte donde se deja notar la mano de Aja y su manejo eficaz de, si cabe, más mezcla de géneros.

La fantasía –más que terror- surge de golpe sin que notemos –o al menos yo- un excesivo sobresalto, convirtiéndose en el caldo de cultivo propicio para esa sensibilidad que nos deparará la parte final del film y que puede pillar de improviso a más de uno que creía estar viendo una de esas, paradójicamente, adaptaciones vacías e intrascendentes del papaíto King.

Con eso no estoy diciendo que “Horns” sea una obra ejemplar o el no-va-más, sino que puede sorprender al combinar con éxito una formulación tan variopinta.

En detalles menos importantes y algo más superficiales, decir por ejemplo que Daniel Radcliffe cumple con creces con el papel. Su inocencia lo hace creíble en ese rol de chico bueno, pero también cuando tiene que sacar las uñas y ser más contundente. Aunque es difícil quitarse su imagen de HP de la cabeza, uno termina por ver al Ig de papel y simpatizar con él que es lo que importa.

Por otro lado los efectos especiales están bien, como corresponden a una producción de más o menos primer nivel. También es cierto que no requiere mucho de ellos, pero cuando aparecen, lo hacen convincentemente.

Resumiendo; lamentablemente no puedo decir que “Horns/Cuernos” sea una buena adaptación; ni buena, ni mala, vamos. Hasta donde leí, más que correcta, pero lo que sí que puedo decir es que no decepciona, siempre y cuando sepas que no es un film de terror; es una fábula sobre la maldad y los deseos, los prejuicios y las falsas mentiras. Divertida pero con poso. Recomendable.

Featured image