Archivo de la categoría: Found footage

“Eliminado” el sleeper del año 2015 podría tener una secuela rodada en secreto.

Según están saliendo noticias, estas sin confirmar por ahora, en la que se anuncia que el film de terror que usaba las redes sociales como eje central para mostrar su argumento en el que un fantasma se cargaba a unos cuantos jóvenes a través de diversas redes sociales, Eliminado (Unfriended), dirigida en el año 2015 por Levan Gabriadze tendría ya una secuela que se habría rodado en secreto.

Era normal que habría secuela de un film que conto con un presupuesto bajo de 1.000.000 de dólares y recaudo más de 64 millones, lo que se puede entender que su rodaje fuese en secreto es que no le pasase a esta secuela lo que le ocurrió a su original que antes de su estreno ya circulaba por internet una buena copia de la misma. Es solo una opinión de un servidor.

Según un argumento de esta secuela (nada oficial por ahora) que se puede leer en internet la trama de esta comenzaría tras lo ocurrido en la primera entrega en la que la prota de aquella, Blaire, estaría asumida en una fuerte depresión por lo sucedido a su amiga Laura. Pero lo que parecía haber terminado será el comienzo de una nueva pesadilla para la pobre Blaire.

 

Anuncios

AMERICAN HORROR STORY: ROANOKE – 6ª Temporada – 2016 – EEUU – Terror

roanokeLo que son las cosas, este año nos hemos encontrado con tres obras cuasi maestras del género que basaban su fuerza en unos temas y representaciones que todos creíamos muertos, nunca mejor dicho. Hablo de “Train to Busan” y “I am a hero” por un lado, el lado de los denostados zombies, y esta sexta temporada de “American Horror Story” con el “Found footage” por otro lado.

Aunque para ser certeros podríamos hablar más bien de “mockumentary” u otros términos porque lo que nos depara esta sexta temporada es una mezcla de estilos basados en esa falsa realidad que desde hace una década nos está… atormentando.

Al principio el serial parece una producción documental de estas propias de canales temáticos donde se recrea un caso de asesinatos donde se mezclan los testimonios de los protagonistas reales con, como decía, recreaciones con actores. Luego, en una segunda fase o supuesta segunda temporada, se nos presentará ese “mockumentary” comentado, mientras que para acabar… mejor no destripar nada que ya bastante he desvelado.

Y es que por encima de anteriores temporadas, esta no solo aúna una paradójica originalidad sino que busca la sorpresa en el espectador.

Sin un guión que evidencie un arduo trabajo de ingeniería, basado en tópicos del género y en clichés de este tipo de puestas en escena, poco a poco se nos irá abriendo la puerta a la imprevisibilidad gracias a varios factores que no solo aportan la frescura y diversión necesaria sino incluso esa tensión que echábamos a faltar en otras temporadas.

De hecho, puestos a comparar, también se corrige esa pérdida de mordiente de la que progresivamente el espectador siempre se quejaba, es decir, las temporadas siempre empezaban fuerte y poco a poco iban perdiendo fuelle. Aquí, exceptuando el último capítulo –un tanto innecesario-, la serie mantiene el mismo excelente nivel en toda su extensión.

Una buena dosis de violencia junto a una siempre agradecida ración de sangría y efectos especiales, algunas notas de humor, las nuevas incorporaciones al frente del reparto e incluso los ya imprescindibles cameos de parte del reparto de “Glee” hacen que esta temporada para un servidor se haya convertido en la mejor de la que llevamos de la franquicia.

4de5

ALIEN ABDUCTION – Matty Beckerman – 2014 – EEUU – Alienígenas

AlienAbductionUno acierta tan poco que cuando lo hace tiene que darlo a conocer. Hace unos meses alguien me preguntó que cuál sería la moda que vendría después del cine de zombies y posesos, y yo le contesté que el de extraterrestres. Y como digo, no me he equivocado: en los últimos meses estamos siendo testigos de un buen puñado de producciones con estos de invitados especiales.

Ahora nos llega esta “Alien Abduction” , un “found footage” precedido de buenas críticas y con una factura, a pesar de todos los inconvenientes de su estilo, bastante convencional y atractiva.

Lo primero que hay que decir es que la película original no es; tratando un tema como el de las abducciones –tema manido ya en el género desde hace varias décadas- su desarrollo es el típico y esperado con una familia de vacaciones. Sin embargo, sus cualidades son otras, para empezar, eso mismo, que no tarda en “empezar”. Pero ya no es tanto el “cuándo” sino el “cómo”.

Lo siento, pero mi discurso es el de siempre: ¿cuántas veces me habéis leído que uno de los principales defectos de los “found footage” es que hay que tragarse media hora de insípido y en demasiadas ocasiones aburrido metraje para que comience la acción? Pues bien, en “Alien Abduction” no solo a los cinco minutos ya tendremos cositas sino que a los diez seremos testigos de una de las mejores secuencias la película. De ahí que dejase caer ese “cómo” en el final del anterior párrafo.

Y quizás uno de los problemas de la película -por equilibrar lo bueno y lo malo- es que comienza muy fuerte. Es cierto que la película nos ofrece otras escenas a mi criterio buenas, pero al contrario de lo que suele ser habitual, no acaba en alto sino que se conforma con mantener un destacable nivel medio.

Un ejemplo que aclara todo lo que estoy diciendo es cuando llegamos a ese momento “refugio”, es decir, a esa casi obligada pausa que se produce tras toda persecución peliculera ya sea escapando de aliens, zombies o cualquier bicho mutante. Aquí igualmente nos estancamos en esa calma tensa sempiterna, salvo que en esta ocasión viene salpimentada por unas interpretaciones que, oye, parece una tontería, pero se encuentran por encima de la media en este tipo de producciones. Otro acierto.

En la misma línea hay que destacar –por raro que parezca en mí con estas “cámaras al hombro” que tanto me disgustan- la firme convicción por no marear al público. La excusa, aunque lo parezca ya que nuestros protagonistas están de vacaciones, no es la de rodar uno de esos vídeos caseros para recordar viejos momentos cuando estemos aburridos la tarde de los domingos, sino una herramienta para que el benjamín de la familia aquejado de autismo pueda expresar mejor sus sentimientos; y oye, parece una tontería, pero es algo diferente. Y ya no tanto por el propio pretexto como por lo bien rodado que está. Hay algún movimiento brusco, algún pasaje oscuro y desenfoques para denotar que estamos ante una filmación casera, pero la cámara siempre va adonde debe ir. Los planos están bien escogidos, no hay temblores y la edición es tan buena que si no fuese por esos “defectos” a todas luces necesarios, no parecería un “found footage”.

El final, como decíamos, no es lo mejor de la película, es más, dada que su duración no supera en mucho la hora y diez minutos nos han metido dos “easter egg” para que casi alcance la hora y media. Como encima lo que se nos cuenta es un poco… superfluo la sensación de “flacidez” es mayor, pero bueno…

Sobre los efectos especiales decir que son decentes, aunque en este caso le ganan la partida los efectos sonoros. Esa escena que luego todos recordaremos de la… ¿ascensión? no sería nada sin esos sonidos… ejem… me callo.

Para acabar, una de chorradas. Acampar al lado de ese muro montañoso grafiteado está muy bien, muy bucólico a la vez que bohemio. Pero fijaros, tienen la carretera al lado…

Y dos, los aliens tendrán naves espaciales que viajan a la velocidad de la luz, campos de fuerza para atrapar a la gente y todo lo que queramos. Pero a un humano le basta con agacharse y estar callado en el bosque para que un alien pase por al lado y no se dé cuenta.

Resumiendo; sin ser el no-va-más en el tema de las abducciones, “Alien Abduction” tiene los suficientes atractivos para entretener y situarse por encima de la media. Buena calidad artística, mimo técnico y ambición más allá de sustos. Y oye, parece una tontería, pero…

3de5

JERUZALEM – Paz Brothers – 2015 – Israel – Terror

 

jeruzalem

Reseña escrita por esta casa para Nido de Cuervos

http://elcuervoenteradillo.blogspot.com.es/2016/01/critica-jeruzalem.html

2de5   /    3de5

GHOUL – Petr Jákl – Ucrania/República Checa/EEUU – 2015 – Terror

GhoulNos llega la última producción precedida de una buena crítica y un padrino de lujo, en este caso Rob Cohen, y así, de ‘repronto’, adelantando conclusiones la verdad es que no está mal, pero no deja de ser un más de lo mismo por mucho que se note una pizca de ambición.

La baza a la que se acoge esta “Ghoul” es la de la verosimilitud. Para ello se ha inventado el rodaje de un documental –sí, estamos ante un nuevo mockumentary- que intenta profundizar en esa verdad escondida que fue el ‘holodomor’ o la hambruna a la que se sometió al pueblo ucraniano en la década de los 30 y que los abocó al canibalismo.

Con esa excusa, un equipo de jóvenes documentalistas –¿por qué siempre son jóvenes y tan poco preparados o al menos con pocos recursos?- llegan a tierras ucranianas donde lo primero que intentan es entrevistarse con un antiguo recluso que ingresó décadas atrás en prisión por comerse a un compañero. Este les dará las llaves de su casa y pronto, evidentemente, comenzará la pesadilla.

Y aquí es donde empezaremos a distanciarnos de los, con ironía, millones de “found footages” de los últimos cinco años, pues las intenciones de sus responsables son que no todo se reduzca a correrías por bosques ya que a la historia le han aportado un par de factores que si bien alguno sigue siendo igual de tópico en el género -como el de los demonios-, como ya he dicho, demuestran querer distanciarse de la media.

Por un lado, esos demonios mencionados. En este caso entra en juego una sensitiva un poco de pegote que utiliza una peculiar ouija eslava para contactar con el espíritu que reside en esa casa. Y como la gente del cine no aprende, este se escapará para… lo de siempre.

El otro recurso, el más original, es el que acude de nuevo a la realidad para traernos a uno de los asesinos en serie más populares de la historia como es Andrei Chikatilo, el carnicero de Rostov. Si alguien todavía no sabe quién es este, debería de verse la reivindicable “Citizen X” donde dan medida cuenta de sus… proezas.

Pues bien, aunque parezca mentira –de hecho, esta es una de las mayores objeciones hacia la película-, juntan unas cosas con otras para abrir las puertas a distintas situaciones y que no todas sean correr como pollo sin cabeza. El problema es que todo está tan mal hilvanado que van dando bandazos sin terminar de decidirse por una opción u otra, es decir, no saben si dirigir a sus protagonistas hacia la obediencia, la rebeldía o simplemente la cobardía; dígase, hacer caso al espíritu, contraatacar o huir.

Que sí, que si nos ponemos a buscarle los tres pies al gato, en todas las producciones del género tendríamos pegas, pero estamos hablando de otro nivel, un escalón por encima de la media a la que sí se le puede exigir más definición y coherencia. Ni se me ocurriría pedirles cosas así a bazofias y mierdapelis.

En todo caso, “Ghoul” entretiene y hasta llega a inquietar, por poco que sea. Sustos, no hay muchos; su finalidad es otra, construir una atmósfera y presión asfixiante. Para ello se apoya en un ritmo “in crescendo” que llega a obtener resultados superiores a lo que en realidad está contando, ya que al fin y al cabo termina por apelar a fórmulas habituales, pero a fuerza de intentarlo una y otra vez consigue crispar y dejar algo de mal cuerpo. Ese par de escenas ‘eróticas-festivas’ la verdad es que dejan a uno del revés.

Resumiendo; “Ghoul” es un quiero pero no puedo, una producción que tiene buenas intenciones y que realmente entretiene, pero resulta insuficiente. De nuevo saco a relucir el viejo dicho de “En el país de los ciegos, el tuerto es el Rey”, pero es un reflejo del género a día de hoy.

2de5   /  3de5

 

AVENIDA DE LA LUZ – María Zaragoza – 2015 – Terror/Sci-Fi

Featured imageMuchos autores –la mayoría- siguen la tradición de iniciar su obra con una cita de otro escritor. Quedar como un intelectual o como alguien muy versado en un género es fácil, tanto como copiar un párrafo de una obra desconocida de alguien con prestigio. Seguro que más de uno lo ha hecho. ¡Quedas de bien…! Sin embargo, citar a alguien como Stephen King me parece un acto valiente. A casi todos los amantes del género nos gusta, pero dada su vertiente comercial, recurrir a este puede parecer algo insustancial. Que la autora se haya atrevido no solo demuestra como decía valentía, sino una declaración de intenciones, declaración que fue la que finalmente disipó las dudas que tenía sobre acoger este libro. «Alguien que elige a King –me dije- tiene que estar en la misma onda que un servidor».

Hablaba de dudas. La verdad es que cuando acojo un libro no me gusta leer mucho sobre él ya que corro el riesgo de que me destripen algunos detalles. Con este, a tenor de su portada y sobre todo, momento en el que se publicó, en plena fiebre “zombie”, creí que me iba a encontrar con uno más sobre esta temática. Craso error: “Avenida de la luz” es un libro que combina terror con ciencia-ficción, pero sobre todo no se parece a nada de lo que te has podido encontrar antes.

La premisa del libro es la llamada “Avenida de la luz” de Barcelona, un pasaje comercial subterráneo construido en los años 40 que se esperaba que fuese la primera fase de un ambicioso proyecto. Doy por hecho que los barceloneses, catalanes y gente de vasta cultura conocerán de lo que hablo, pero por si hay alguien que no conocía estos antecedentes o no los recordaba –no todo el mundo es tan ignorante como un servidor…- conviene refrescarlo.

Pues bien, con este escenario su autora, María Zaragoza, nos sumerge inicialmente en una de esas aventuras que por otro lado hemos podido ver ya en unos cuantos “found footages” aprovechando la cada vez más popularizada práctica de la “exploración urbana”; pero claro, tratando con un producto de género, pronto comenzarán a ocurrir situaciones extrañas.

A partir de este momento –y perdonarme la licencia- los WTF serán continuos, buscando la descolocación en el lector para, picando en su curiosidad, engancharlo. Y ya no es tanto la capacidad de desconcertar como la de sorprender, ya que recurriendo a fenómenos difícilmente explicables ayudas a evitar la tan peligrosa, en estos casos, previsibilidad.

Otro de los aciertos es el abanico de posibilidades que ofrece cuando se presenta a los personajes y cada uno de ellos tiene una historia diferente que podrían considerarse en conjunto como una antología de relatos de género. Es cierto que todo esto presenta, bajo mi punto de vista, dos handicaps como son que la edad de estos –veinteañeros- asuste a un público más maduro o que “liados” entre flashbacks e incógnitas, el amante al terror más visceral y directo no tenga paciencia para llegar a la tercera parte/último cuarto del libro que es donde se acumulan los acontecimientos, pero para el que esté cansado de las historias de siempre, le supondrá un soplo de aire fresco. Y como vengo diciendo, esa componente de ciencia-ficción, de jugar con el tiempo incorporándola a una historia de terror, también ayuda.

Por último, la narración de María Zaragoza es igualmente fresca y amena, utilizando un lenguaje nada rebuscado, pero no por ello desdeñable. No me extraña que haya utilizado a King para su arranque ya que, salvando las distancias, existen pautas y actitudes muy de este, amén de la manera de expresarse.

En todo caso el de Maine no es la única referencia ya que el libro está repleto de guiños y menciones gravitando alrededor de la cultura friki, desde referencias cinéfilas –incluidas al propio “Rey” como p. e. ese cine donde se proyecta “El resplandor”- hasta literarias y seriéfilas. Sirva este pasaje de muestra, pasaje bastante significativo de la calidad como escritora de su autora y del psicoanálisis que hace de los personajes, otro de sus fuertes:

«-¿Sensible? ¿En serio estamos hablando del mismo hombre? Oye, que es Superman, el musculitos con el que sale Sandy en Grease cuando planta a Zuko, el rey del baile de primavera. Si estuviésemos en la furgoneta Máquina del Misterio sería Fred Jones. Es el tipo que echa sangre de cerdo a Carrie White en el baile para burlarse de ella, no uno que vierte una lagrimita porque tratan mal a la pobre chica o el que recibe el cubo en la cabeza por ser bueno con ella.»

 

Resumiendo, “Avenida de la luz” es una novela atractiva y original que ofrece otro tipo de terror quizás menos directo pero rico en matices. Las referencias, el reflejarnos a nosotros mismos y a nuestros miedos, la frescura de su narración… ingredientes suficientemente atrayentes como para considerar su lectura.

Featured image  /   Featured image

NIGHTLIGHT – Scott Beck y Bryan Woods – EEUU – 2015 – Terror

Featured imageHay películas eternas, clásicos de los que uno se acuerda toda la vida, y hay películas que se hacen eternas que a uno le gustaría olvidar cuando todavía ni se ha acabado. Esta “Nightlight” es el perfecto ejemplo de esta última clase. De hecho, esta película era una clara candidata a ser cortada en sus primeros veinte minutos, pero caí en la trampa al ver que detrás de ella se encontraba una productora como la “Lionsgate”, lo que me lleva a pensar en qué hacía esta popular empresa de género tras este desastre.

Y digo que era una candidata a ser cortada porque precisamente en esos 20 primeros minutos no pasa nada. Tratándose de un “found footage” este hace “honor” al principal defecto de este tipo de producciones empezando tarde. Vamos, que durante la primera media hora no pasa nada de nada. Por no ser negativo, hay una escena con un tren, pero es más un parche que algo esperado en un film de terror.

Y es que el propio motor de la película ya nos está indicando que sus responsables solo se están aprovechando de la moda de la “cámara al hombro”. ¿Un jovenzuelo que se suicida en un bosque y sus amigos van a visitar el lugar donde existe una leyenda que bla, bla, bla…? Más rocambolesco no puede ser.

Luego, puestos en harina nos encontramos con la enésima imitación de “El proyecto de la bruja de Blair”, con los chavales haciendo el tonto por el bosque durante media hora hasta que comienzan a ejecutar el juego del “Nightlight” del título –una especie de escondite- hasta que claro está, comienzan a desaparecer.

A partir de ahí tenemos correrías por el bosque, luces, sonidos y sustos de esos acompañados de sonidos con el volumen desproporcionadamente aumentados. Que sí, que confieso que yo estoy muy harto de ver películas de este tipo y que quizás por ello no me ha gustado y puede gustar a alguien, pero… ¿de qué demonios va la película?

Los veinte minutos finales, para mayor despropósito, son más agónicos todavía que lo visto. Al aburrimiento de las “aventuras” por el bosque tenemos que sumar un desenlace que en realidad son varios. La película parece que nunca se acaba. De repente te aparecen personajes que hacía tiempo que se habían perdido. Otros que parecían ya muertos vuelven a salir por arte de birlibirloque, y cuando parece que otra vez les toca dejar este mundo de una puñetera vez, ahí siguen dando pena, pero pena de vergüenza. Mi señora esposa lo definió muy bien: “Esta película parece la del muñeco de Duracell: y sigue, y sigue, y sigue…”

La respuesta a por qué sucede todo esto la tenemos clara: solo dura hora y 17 minutos. Si no hubiesen estirado el chicle tan descaradamente se hubiese quedado en un simple mediometraje de una horita. Encima, como decía, estos… apéndices nos dejan con cara de tontos ya que no dan explicación alguna a lo sucedido. Vamos, que sin ninguna consideración a su par de (ir)responsables Scott Beck y Bryan Woods les importa un cuerno lo que cuentan con tal de llevar a cabo esta calamidad. Por concederles el favor de duda diría que en cierta forma parece que se leyeron “El ritual” de Adam Nevill apropiándose de algunos conceptos de la novela, pero parece que se han quedado con lo peor de una obra que por otra parte merecería de una adaptación.

Lo único positivo de la película es que sin contenido ni nada a lo que agarrarse, uno comienza a fijarse en los detalles más tontos como ese pedazo de boca de una de las actrices -no había visto semejante “boca de buzón” en mi vida; es hasta sexy… – o cómo confunden linternas con cámaras de vídeo.

Resumiendo; verla es arriesgarse a terminar cabreado. Un más de lo mismo, aburrido y sin respeto al espectador. Una tomadura de pelo en toda regla.

Featured image   /    Featured image

EXISTS – Eduardo Sánchez – EEUU – 2014 – Terror

Featured imageReseña escrita para Nido de Cuervos
http://elcuervoenteradillo.blogspot.com.es/2015/08/critica-exists.html

Featured image

THE VATICAN EXORCISMS – Joe Marino – Italia – 2013 – Terror

Featured imageVoy a empezar fuerte y directo por si alguien quiere ahorrarse de buenas a primeras esta reseña: “The Vatican exorcisms” es el último ejemplo de cómo el “Found footage” está acabando con el género. Aunque también podría serlo de lo infinita que es la estupidez humana…

Para empezar la producción nos aborda en su arranque con unas líneas que dice que la película contiene imágenes impactantes que podrían dañar la sensibilidad de los espectadores. Toda una declaración de intenciones que más que hacer un ejercicio de responsabilidad, lo hace de aprovechamiento, de reclamo. Y es que yo no sé qué interpretarán ellos por imágenes impactantes, pero con decir que no hay ni efectos especiales… Así es que iros quitando cualquier expectativa de la cabeza.

Tras este… anuncio, vendrá inmediatamente otro igual de mentiroso que nos dice que lo que nos cuentan está basado en un hecho real. ¡JA! Pero bueno, no es la primera vez que nos intentan dar gato por liebre.

La cuestión es que una vez iniciada la película vemos como un clon venido a menos de Eric Bana intenta realizar una especie de “Mockumentary” con una legión de colaboradores pero nula calidad. El equipo estará compuesto por casi una decena de personas, pero luego uno empieza a ver las grabaciones y entrevistas, y no sabe dónde se han metido estas o qué papel tenían ya que entre sonido malo, iluminación/fotografía inexistente, desenfoques continuos y movimientos mareantes, la calidad es ínfima.

Vale, hay algunas particiones de pantalla que evidencian más cámaras, pero como mucho dos, ya que algunas de estas particiones son la misma toma pero con la adición de un zoom. Encima nos toman por tontos…

Ahhhh… que son guionistas. Sí, claro, por eso hay situaciones esperpénticas como esa ceremonia satanista donde todos salen corriendo y a las horas aparecen los policías. O los rellenos entre los distintos exorcismos cuando tenemos al prota en su habitación de hotel. Ya.

Y ya que hemos sacado a colación el tema de los exorcismos… En la película hay cuatro, y los cuatro a cuál más aburrido. Se salva el último –de ahí ese puntito que le doy de calificación- por los esfuerzos que hace el contorsionista por dotar de contenido a la escena, porque el resto son sencillamente vergonzantes.

Como se escudan en reflejar una presunta realidad, como ya he dicho, no hay efectos especiales, y todo se reduce a la interpretación de los actores. Así, además de quedar insulso resulta sumamente teatral rozando peligrosamente el terreno de lo ridículo. Cualquier representación en un “Pasaje del terror” es mejor que esto.

Y luego nos queda su desenlace. En línea con toda la película -si se puede llamar así a este merder-, hay que tener la cara muy dura. Solo diré eso.

Resumiendo; que esto te lo hagan cuatro jóvenes sería hasta comprensible, pero en adultos solo se puede calificar de total tomadura de pelo. Lo único ‘bueno’ es que hace honor a su título y consigue sacar los demonios que uno lleva dentro…

Featured image    /     Featured image

WORLD WAR DEAD: RISE OF THE FALLEN – Freddie Hutton-Mills y Bart Ruspoli – GB – 2015 – Zombies

Featured imageReseña escrita para Nido de Cuervos

http://elcuervoenteradillo.blogspot.com.es/2015/07/critica-world-war-dead-rise-of-fallen.html
Featured image