Archivo de la categoría: Antologia

LAS DAMAS DE GRACE ADIEU – Susanna Clarke – Fantasía

Featured imageNi acostumbro a continuar de corrido diferentes partes de una saga, ni a seguir la bibliografía de un autor, a no ser que me vuelvan “loco”, claro. Solo lo hice en su momento con la trilogía de “El señor de los anillos” y con las obras de Adam Neville. Ahora también con las de Sussana Clarke. Y es que tras terminarme su “Jonathan Strange y el Señor Norrell” no perdí ni un día en continuar con esta “Las damas de Grace Adieu”, recopilación de relatos basados en el universo de los dos magos. Así sin más, pasemos a analizar individualmente los diferentes cuentos que componen este libro:

LAS DAMAS DE GRACE ADIEU

Protagonizado por el mismísimo Jonathan Strange, este cuento nos trae al mago y a su hermosa esposa de visita al hermano de esta. Conocerán a la mujer a la que pretende descubriendo Strange que no es la sensible mujer que aparenta ser.

La verdad es que como historia para empezar la antología, me ha dejado un poco frío. Acostumbrado a las recreaciones de Clarke y sobre todo concreción, este cuento divaga dejando demasiadas cosas a la imaginación del lector. No hay trasfondo, no hay ambientación, no apela a la curiosidad y, lamentablemente, no hay magia; ni de esa magia tangible que nos abdujo en JSySN ni de esa otra que hace un producto especial.

EN EL MONTE LICKERISH

Miranda es una mujer adelantada a su tiempo: prefiere cultivar su educación que hacer trabajos de hogar. Su madre conseguirá casarla, y su marido consentirá sus “caprichos” hasta que un día la encierre en el desván para que logre hilar cinco madejas de lino como le aseguró su madre que podía hacer. Esto, sin embargo, era una engañifa, pero Miranda recurrirá a su astucia para salir del entuerto convocando a un duende. A cambio de que el duende haga el trabajo por ella, esta tendrá que adivinar su nombre.

Aunque este relato sea más convincente que el primero también notamos una cierta inconsistencia ya que por ejemplo emplea mucho tiempo en la presentación, y poco en la parte interesante de la historia que es cuando aparece el duende. En esta parte el cuento adquiere un talante clásico al estilo de las célebres narraciones de los hermanos Grimm, pero un final descafeinado termina por estropear todo lo logrado.

Narrado en primera persona y con una curiosa redacción llena de palabras en Mayúsculas, también nos encontramos con ese humor tan característico de Clarke que roza hasta la crueldad. Ver por ejemplo ese final del perrito Choqui, víctima de esa “Gran tristeza y accesos de Negra Ira” que padece el marido de la protagonista.

LA SEÑORA MABB

Por espíritu se acoge a la perfección al que disfrutamos en JSySN, con descripciones absolutamente brillantes, casi metafóricas, unos personajes bien definidos y con su puntito de originalidad. Sin embargo, aquí la magia casi no aparece; es sustituida por un suspense con el que se atrapa al lector haciendo al relato, junto a lo anterior, bastante recomendable, casi cercano al terror, pero su desenlace es tan errático, tan ‘hay que acabar esto rápido y no-se-me-ocurre-nada’ que ni la excusa de dejar al lector que elija la respuesta adecuada cuela. Lástima. Aun así, muy agradable de leer.

Venetia es una jovencita del pueblo de Kissingland prometida con el Capitán Fox. Sin embargo tras un tiempo cuidando en Manchester a una enferma, regresa para enterarse que su prometido la ha abandonado por una tal Señora Mabb del mismo pueblo. Al principio hará de tripas corazón, pero pronto comenzará a picarle la curiosidad acercándose a la mansión de esta. El problema es que…

EL DUQUE DE WELLINGTON EXTRAVÍA EL CABALLO

Relato corto y simpático –aunque previsible- con el mismísimo Duque de protagonista. En esta ocasión, Clarke lleva a su protagonista hasta Tierra de Duendes, ese mundo de fantasía que crearon Gaiman y Vess –el mismo Vess que ilustra este libro- en “Stardust”. Así cuando el militar cruce la frontera entre Wall y Tierra de Duendes se encontrará con una bordadora que decide el destino de este con sus bordados.

EL SEÑOR SIMONELLI O EL VIUDO DUENDE

Cuento favorito del Señor Tomás Hijo, persona que me descubrió a esta Sussana Clarke.

La historia, la más extensa de las que componen la antología, nos trae a un joven que llega a una localidad como nuevo rector de la parroquia. Sin embargo sus muchas habilidades le permitirán asistir como “parturiento” en el alumbramiento del hijo de un extraño gentilhombre que, no hace falta que nos digan, es un duende. En el pueblo pronto se enamorará de las hijas de la familia más rica de la población, pero el peligro llegará cuando el duende quiera casarse de nuevo…

Narrado en primera persona mediante los apuntes en el diario del protagonista, Clarke nos trae una historia divertida, con sus ya clásicas y ricas descripciones, y con más elementos de género que los anteriores cuentos. No me extraña que le gustase a tal notable artista. Solo le pondré una objeción: que su final es un poco precipitado. Daría para mucho más. ¿Tal vez una segunda parte?

TOM BRIGHTWIND O CÓMO SE CONSTRUYÓ EL PUENTE MÁGICO DE THORESBY

Y pasamos de un cuento bueno a uno, bajo mi punto de vista, extraordinario, con lo que denoto que el orden de las historias no ha sido al azar, buscando un ritmo “in crescendo”.

El cuento nos trae el viaje de un doctor judío y su amigo, Tom Brightwind -un poderoso duende-, a un paciente enfermo del primero. Sin embargo por el camino se encontrarán con un pueblo que ha caído en desgracia por estar incomunicado.

La historia es fascinante, Clarke vuelve a tirar de humor e ironía para contarnos una trama en la que otra vez sale a relucir el caprichoso carácter de sus duendes, adornando la historia principal con otras más pequeñas, pero a cada cual más chispeante. Y ya no solo es esa habilidad de trabajar con varios planos a la vez, sino que la forma de contarlo te atrapa de una manera tal que hasta te da rabia que no continúen las aventuras de la pareja protagonista.

Me permito copiar una frase para que se vea el calibre del ingenio de esta escritora. La escena nos trae a David Montefiore, el médico judío, contándonos como mi tocayo describía a su esposa: «… Tom la comparaba siempre con una gatita; a los veinte años era un cisne; a los treinta, una zorra, y después, en rápida sucesión, fue una arpía, una víbora, una quimera y finalmente una cerda»

ANTICKES Y FRETS

Corto relato que nos cuenta los últimos días de María Estuardo, Reina de Escocia. No da para mucho y no tiene más magia que algún que otro apunte entre lo real y lo irreal, pero más lleno de metáforas que otra cosa. Simpático, pero poco más, rompiendo la línea ascendente que llevábamos.

JOHN USKGLASS Y EL CARBONERO DE CUMBRIA

Estupendo colofón en el que vemos cómo el mayor mago que ha existido en el mundo, el mismísimo Rey Cuervo, es derrotado por un simple carbonero. Magia contra milagros. La batalla definitiva. No digo más.

Resumiendo, “Las damas de Grace Adieu” es un buen sucedáneo para todo aquel que se haya sentido hipnotizado por “Jonathan Strange y el Señor Norrell”. Un libro simpático de leer, pero que a causa de su irregularidad no consigue alcanzar las cotas de genialidad de aquella obra. Más magia y algunos finales menos precipitados hubiesen sido mi receta para alcanzar el sobresaliente. Así, “solo” un notable, que ya es…
Featured image