Archivo de la categoría: Sectas

Primera imagen oficial para la esperada secuela de “Los extraños”.

Casi diez años después del estreno del film original, Los extraños, en 2008, dirigida por Bryan Bertino el próximo 9 de marzo de 2018 llegara a los cines de Estados Unidos la secuela que en esta ocasión llevara por nombre Strangers: Prey at Night y dirigida por Johannes Roberts, autor entre otros films de A 47 metros (y su secuela A 48 metros), la mediocre, El otro lado de la puerta, o El bosque de los malditos.

Strangers: Prey at Night contara para esta secuela con la participación en su reparto de la actriz Christina Hendricks (Mad Men), a quien acompañaran Bailee Madison (No tengas miedo a la oscuridad), Martin Henderson (Torque: Rodando al límite), Lewis Pullman (The Ballad of Lefty Brown), Leah Roberts, Emma Bellomy, Damian Maffei (Closed for the Season), Lea Enslin y Preston Sadleir.

La trama de esta secuela se centra en una nueva familia a la que la crisis económica le ha afectado seriamente; el padre ha perdido su trabajo y su casa así que habrán de mudarse a casa de la abuela. El viaje es largo así que deberán pasar la noche en un aparcamiento de camiones. Esa noche son atacados por tres extraños encapuchados.

Strangers 7-5-17-6620.dng

Anuncios

THE VEIL – Phil Joanou – 2016 – EEUU – Terror

theveilReseña escrita por esta casa para el Blog Nido de Cuervos

http://elcuervoenteradillo.blogspot.com.es/2016/01/critica-veil.html

3de5

DEVIL’S MILE (J. O’Brien – EEUU-Canada – 2014) y APOCALYPTIC (G. Triggs – Australia – 2014)

DEVIL’S MILE y APOCALYPTIC; dos producciones infumables, dos recomendaciones para huir.

No suelo perder el tiempo escribiendo unas líneas sobre producciones que no merecen la pena, pero en esta ocasión me ha parecido correcto ya que en plan “buen samaritano” quiero poner en sobre aviso a los más incautos.

Devil’s mile” une conceptos como las carreteras malditas, los fantasmas asiáticos y los majaderos violentos, no obstante que una producción tenga buenos ingredientes no quiere decir que estén bien cocinados.

Así sus responsables nos sitúan sobre unos secuestradores de una pareja de coreanas que de golpe y porrazo se las dan con una furgoneta conducida por un zombie. Así, como suena. A partir de ahí se desatará el infierno con alguna que otra víctima que sin saber la causa –oh, sí, ¡la carretera maldita!- se convertirá en una especie de Sadako autostopista. Pero es que ni la excusa de la venganza funciona cuando esta no distingue entre culpables e inocentes. Aunque claro, lo del sentido común no es su fuerte. Por ejemplo, una “personaja” está más interesada en orinar que en que la asistan reventada cómo está…

Pero ya no son las situaciones y explicaciones, algo en lo que podríamos hacer la vista gorda ateniéndonos a la baja calidad reinante actualmente en el género, son las formas, y ya no solo en unos diálogos para besugos, aburridos y utilizados como simple relleno, sino su fotografía cargada de colores ocres.

Resumiendo, una road-movie con reflejos asiáticos a cargo de un admirador de Tarantino pero el acierto de un mal David Lynch.

Sin embargo si “Devil’s mile” aún se puede a malas penas ver –al menos no te pegas un tiro-, “APOCALYPTIC” ya es el colmo.

Para empezar es un –sí, otro más- “found footage”, pero de los malos. La gente que hace estas películas se cree que el público es tonto. ¿De verdad que los documentales o docu-realitys que vemos en la tele son de tan mala calidad? Yo haciendo el reportaje de mis vacaciones lo hago mejor que estos. Temblores eternos, desenfoques, minutadas de suelo, cámaras fijas a almohadones, sillas y demás objetos para captar diálogos que no vienen más que a rellenar, carreras, oscuridad absoluta…. Recapitulando, “Apocalyptic” no tiene la más mínima cota de calidad en lo que a imagen se refiere.

Pero es que la historia… Nos enseñan una comuna donde un tipo se rodea de una docena de mujeres y niñas, todas para él. Sin embargo es un yonki el que ha facilitado la información a los presuntos periodistas. ¿Cómo? No sé, total allí no había más que mujeres…

Dejando de lado esto, se tiran 45 minutos enseñándonos como vive la comuna, 45 minutos de aburrimiento sino te interesa su faceta… ¿etnológica? ¿antropológica? Y cuando parece que va a suceder algo, tendremos que esperar otros 15 minutos para que se confirme lo anterior. Total, 1 hora perdida. Y cuando de verdad empieza la… la… la… ¿acción?, no puede ser más predecible, aburrido e incluso risible. A estas alturas no nos pueden venir con esto. Si la más popular “The sacrament” ya resultaba insuficiente como film de terror y eso que su retrato de una comuna/secta era loable, esta “Apocalyptic” ya es impresentable.

En serio, el único resumen posible es huir.

THE SACRAMENT – Ti West – EEUU – 2013

Empalmo esta película de Ti West tras dejar otra de sus –decepcionantes- obras como fue “Huéspedes”, y de nuevo la acojo con expectativas gracias a sus buenas críticas; sin embargo yo no sé qué buena prensa tiene este tipo y su socio Eli Roth, pero la verdad es que… “The sacrament” se presenta como el enésimo “Found footage”, centrado en este caso en una comunidad religiosa tutelada por un predicador.

Bajo esta excusa hasta el lugar se dirige el hermano de una de las pertenecientes a la comunidad junto a dos especialistas en documentales.

Pues bien, como eso mismo, como documental, la película es encomiable: un drama que trata con crudeza la convivencia y posterior “juicio final”, pero como film de terror… NADA.

Confieso que un par de escenas te ponen un nudo en la garganta, pero no debido al terror sino a la tragedia que se vive. Por otro lado las interpretaciones son soberbias, pero esto no mitiga otros errores como la tomadura de pelo en cuanto a la “cámara al hombro”.

Hay escenas en las que se saltan a la torera la perspectiva subjetiva, en primera persona, para acoger el film con diferentes cámaras, ángulos y zoom aunque eso sí, no se olvidan del “tembleque” para hacernos creer que sigue alguien ahí detrás. Dicho todo así, uno podría aun hacerse el ánimo a verla, pero debo avisar antes que para que la película coja interés, hay que esperar una hora. Hasta ese momento, como decía, un documental y aburridillo para más señas.

Resumiendo, como documental, thriller o drama “The sacrament” es un producto correcto; sin embargo como film de terror es poco menos que un insulto a la inteligencia del público, una manera de abrirse puertas de manera deshonesta.