Archivo de la categoría: Catástrofes

THE REMAINING – Casey La Scala – EEUU – 2014 – Terror/Catástrofes/Drama

Featured imageDos temas están de moda en el género de terror y fantástico en los dos últimos años: las posesiones y el fin del mundo. De hecho, el último incluso ha llegado a traspasar la frontera del género convirtiéndose en el eje central de comedias tipo “Juerga hasta el fin”.

Pues bien, ahora nos llega esta “The remaining” sumando a la ecuación otro factor en alza los últimos años como es el “Found footage”, aunque afortunadamente se olvidan pronto de él. Pero paso a paso.

La estructura del film es la clásica, aunque igualmente hay que agradecer que se haya tenido en cuenta al espectador y no nos hayan hecho pasar por las torturas habituales en estos casos. Y no, no hablo solo de esas cámaras al hombro.

Como todo “found footage” nos encontramos con un tipo con su cámara, doméstica para más INRI; sin embargo, aquí tanto por un lado se han cuidado de no marear al respetable con temblores y giros, como por otro se trata de un “falso” found footage ya que hay más cámaras que las del protagonista.

Pero decía que había algo más que lo de las camaritas, en particular que no tengamos que esperar mucho a que comience la acción de la película, tan solo 10 minutos.

En “The remaining” la excusa que justifica esa utilización de una cámara y la reunión de personajes ante una circunstancia especial es la boda de uno de los protagonistas. Así nuestros jóvenes no son los típicos idiotas que se van de excursión a servir de víctimas del imbécil de turno, sino que en lugar de diálogos aburridos, actitudes infantiles o el omnipresente porro, nos ofrecerán lo típico de estas celebraciones que aquí, más que hacernos servir de sufridos testigos de un vulgar vídeo doméstico, sirve para ofrecernos matices de la personalidad de los personajes y sus relaciones. En este aspecto se nota que su director Casey La Scala proviene de otros géneros más allá del terror revistiendo a sus peones de una humanidad más creíble. Tampoco nos llevemos a engaño, esto es un film comercial, no un drama, ni mucho menos una obra de autor, pero tampoco es un producto hecho por y para adolescentes ansiosos de ver efectos especiales por doquier.

Porque sí, porque el gran atractivo del film, no lo olvidemos, es la cuota de espectáculo que da. Esos cielos tormentosos descargando rayos por doquier, terremotos, el granizo sobredimensionado, los edificios derrumbándose, etc., etc., todo con gran dramatismo y aprovechando las peculiaridades que ofrece la excusa del film como es, por si alguien no lo sabe todavía, un fin del mundo BIBLICO.

No obstante muchos han acusado a la película de cebarse con el tema religioso, pero yo creo que la película no se posiciona más de lo necesario, es más, ofrece las dos perspectivas, desde la del creyente a la del ateo, jugando con el tema para de nuevo ofrecernos personajes que no sean planos. Es cierto que su desenlace parece propaganda cristiana, pero también nos muestra las vergüenzas del fanatismo o contrariamente la hipocresía religiosa. En todo caso, puestos en situación y a elegir bando… ¿Cuál elegirías tú? Pues no seamos eso mismo, hipócritas.

Pero más allá de lo superficial, hay propuestas interesantes que igualmente se alejan del propagandismo como por ejemplo ese reverendo –interpretado por un siempre estupendo John Pyper-Ferguson- y su asumida resignación. De todas formas, y para terminar con el tema, no nos engañemos ni hagamos de nuestra perspectiva una crítica: en EEUU tienen otra concepción de la religión, y la comunidad cristiana, tanto la católica como la protestante, tienen tal peso específico y presencia que fácilmente me creo ese discurso en la parte final de la vida de alguien. Solo hay que hacer la traslación a nuestro país y nuestras… inquietudes. Aquí en España, uno no pensaría en la salvación de su alma, sino en lamentarse por no haberse convertido en el Cristiano Ronaldo o Belén Esteban de turno.

En la misma línea se podría acusar al film de excesivamente melodramático, de hecho he leído críticas en esa dirección, pero bajo mi punto de vista esa es la diferencia entre este film y otros de cortes similares tipo catastrofistas. Es más, en un film que constituye un cocktail de géneros e ideas, resulta el emulgente perfecto. Quizás me pillaría en un momento flojo, pero a mí sí que me llegó a conmover. Un poco, claro.

Para ir acabando, vayamos con los efectos especiales. La verdad es que me han sorprendido; el arranque es cierto que es el típico gancho ya que concentra el mayor número de ellos, pero la calidad es bastante buena. Luego dejan a un lado la faceta catastrofista para entrar en esos “desterrados”, “perdidos” o como quieran llamarlos –licencia por cierto que se toman sus responsables fuera del ámbito apocalíptico- pero incluso rebajando los FX a algo más… terrenal o accesible, no disminuyen su capacidad de ofrecer si bien no espectáculo, sí algo que vaya más allá de las relaciones y problemáticas entre los personajes, todo ese aliciente fantástico y de terror que requiere el género.

Zanjaré mi disertación con un apunte personal. En una época donde las series de televisión mandan o piden paso, “The remaining” sería la base perfecta para una de ellas. En todo caso, no me extrañaría que en un par de años viésemos una secuela; es la perfecta candidata a convertirse en uno de esos films de culto sin más razón que una pequeña legión de productores fandom.

Resumiendo; bebiendo de diversas fuentes conocidas, dígase, “Cloverfield”, “2012”, “The leftovers” o “Left Behind”, “The remaining” recrea un Apocalipsis bíblico haciendo más hincapié en la fe y cómo afrontan las personas su fatídico destino que en las consecuencias y el efectismo. No pierde vista el género, pero puede decepcionar al que busque algo más directo e intenso. Si encima la componente religiosa no va contigo, mejor “pasapalabra”…

Featured image