Archivo de la categoría: Drama

THE EXORCIST – 1ª Temporada – EEUU – 2016

Escribo estas líneas justo el mismo día que se conoce la noticia de la muerte de  William Peter Blatty, autor de “El exorcista” y a su vez director de la tercera entrega de la película en la que se basada su propia novela. Coincidencias.

Pero aquí no estamos para hablar sobre su figura sino sobre la serie de TV inspirada en el ya clásico. Poco se puede hablar de la relación de la misma con aquella con tal de no destripar más de una sorpresa, pero diremos que es agradable ver cómo aún hay respeto por las obras originales sin tener que quejarnos de las habituales tropelías por innecesarios remakes.

La verdad es que tengo que confesar que cuando surgió el proyecto no me llamó la atención, precisamente por eso mismo que mencionaba en el anterior párrafo. Ni siquiera las primeras opiniones favorables que afloraban en las redes sociales me hicieron cambiar de parecer. No fue hasta que el amigo David Dorado me aseguró que valía la pena –de su criterio hay que fiarse- cuando me decidí a darle la oportunidad. Y vaya si tenía(n) razón. “The exorcist” es una de las mejores series que se han podido ver esta temporada; es más, si nos circunscribimos al género hasta podríamos decir que una de las mejores que han pasado por la pequeña pantalla.

Ya no solo es esa… ¿fidelidad?  con la obra original –de levantarse a aplaudir ese par de guiños, el minuto musical de uno de los primeros capítulos y la llegada de cierto personaje a la casa de los protagonista recordando… no digo más- sino el desarrollo que va poco a poco in crescendo sin que por ello se le tache de falta de ritmo a ninguna de las entregas. Es cierto que quizás, por poner alguna objeción, igual sobraba algún minuto en algunas de las últimas entregas ya que pierde espontaneidad, pero lo compensa con contundencia.

Y es que la serie no se anda con chiquitas. Si uno de los problemas de estas producciones es la tibieza a la hora de afrontar las tropelías que sufren sus ‘héroes’ con tal de no limitarse la cuota de pantalla, en “The exorcist” no se querían quedar cortos y deseaban agradar a los aficionados con unas buenas escenas de terror, al ‘uso’ de lo que supuso –mira, me ha salido un pareado…- la de William Friedkin en su momento. Sin excederse en sangre pero buscando sensaciones, a sus responsables no les importa provocar el escalofrío apoyándose en la mala leche, lo escatológico y, claro está, buenos efectos especiales y/o de maquillaje.

Por lo demás, destacar el carisma de su pareja de protagonistas llegando incluso a superar la de los míticos Karras y Merrin por mucho que parezca un sacrilegio. Y es que estos dos no solo son y parecen humanos sumándose a los nuevos tiempos sino que, en especial Ben Foster, se destapa como un actorazo a descubrir. Soberbio.

Resumiendo, espectacular, conmovedora y adictiva. ¿Qué más quieres?

theexorcist

 

THE HANDMAIDEN/LA DONCELLA – Park Chan-Wook – Corea del Sur – 2016 – Drama/Thriller

thehandmaidenReseña escrita por esta casa para el blog hermano Nido de Cuervos

http://elcuervoenteradillo.blogspot.com.es/2016/10/critica-handmaiden-la-doncella.html

3de5   /    4de5

THE WAILING / EL EXTRAÑO – Na Hong-Jin – Corea del Sur – 2016 – Thriller/Terror

wailingReseña escrita por esta casa para Nido de Cuervos

http://elcuervoenteradillo.blogspot.com.es/2016/10/critica-wailing.html

4de5   /    5de5

THE PIPER – Kim Kwang-Tae – 2015 – Corea del Sur – Terror

ThepiperReseña escrita por esta casa para el blog hermano Nido de Cuervos

http://elcuervoenteradillo.blogspot.com.es/2016/08/critica-pipper.html

4de5

REVIVAL – Stephen King – Novela fantástica – 2015

RevivalLa primera referencia que me llegó de este libro fue el comentario resumen que hizo el amigo David Dorado de “El rincón de Dorado”, gran aficionado a la lectura y a King, en el que decía que le había parecido un tanto aburrido. Sin embargo, no es que David no tenga un fantástico criterio, al revés, solo que otras anteriores obras de King tampoco le reportaron grandes sensaciones y por el contrario a mí sí.

El segundo, un comentario de ‘ahora-no-recuerdo-quien’, donde venía a decir en forma de ‘spoiler’ que King había revisitado “El cementerio de animales”.

Pero bueno, cada persona es un mundo, todo depende del cristal con que se mire, y bla, bla, bla… así es que sin más condicionante que el que marca mi predilección por el autor de Maine, me dispuse a disfrutar de esta novela.

“Revival” es una obra de más de 400 páginas en la que acompañamos a su protagonista a lo largo de su vida, desde su infancia a las puertas de la vejez. Paralela a la vida de este conocemos a otro personaje, un pastor de iglesia aficionado a la electricidad que por distintos avatares de la vida se convierte en un “Mad Doctor”.

Es cierto que la referencia al mito del “Dr. Frankenstein” está presente en toda la novela, pero la misma va más allá del contenido fantástico –de hecho, cuando más patente se hace es en el último cuarto del libro- mostrándonos la vida de un músico adicto a las drogas al que el destino le deparará más de una sorpresa.

Es en este punto, ese casi biográfico en el que el autor norteamericano nos ofrece un mundo sórdido y poco bohemio/romántico, con el que, como en sus últimos novelas, empieza a tejer una telaraña con la que coger, a pesar de todos sus defectos y miserias, cariño al protagonista. Su redención será definitivamente lo que lo convierta en parte temporal de nuestra familia logrando que incluso nos emocionemos en alguna fase. Los habrá que hasta se vean reflejados en ese espejo distorsionado que nos ofrece King, y es que por encima de contextos fantásticos, la historia es tan terrenal que hasta podría ser verídica como nos intenta hacer creer su autor con su puesta en escena.

Con su anterior obra ya dije que King se estaba haciendo mayor, y no precisamente porque hubiese perdido brillantez sino porque incorporaba un sentido del humor al que no estábamos muy acostumbrados. Aquí, no es humor lo que notamos sino una nostalgia que cala hasta el hueso. Frases como por ejemplo “Nuestra casa es el sitio donde quieren que nos quedemos más tiempo” que parece tan obvia, dicha por King resulta tan contundente que hasta hace daño.

En lo puramente fantástico, por encima de la obra de Shelley se nos viene encima –recuerdo que casi todo ocurre en el último cuarto- un homenaje a Lovecraft con su “Necronomicon”, Primigenios y demás (re)creaciones. El problema es que sabe a tan poco que de ahí, las decepciones de algunos.

Por último, mencionar algunos detalles como esas menciones a Andrés Segovia o referencias a “Joyland”.

Resumiendo, “Revival” es un libro para dejarse llevar por tu lado más “voyeur” y no precisamente por las casi inexistentes connotaciones eróticas, sino por acompañar a su protagonista por un viaje por distintas etapas de pesadilla, tanto terrenales como fantásticas. No es el libro más de género de su autor, pero la mezcla de familiaridad, obsesiones y anhelo de alcanzar algo mejor lo convierte en un cocktail muy recomendable.

SENSORIA – Christian Hallman – Suecia – 2015 – Terror

SensoriaReseña escrita por esta casa para el blog Nido de Cuervos

http://elcuervoenteradillo.blogspot.com.es/2016/02/critica-sensoria.html

1de5

THE ABANDONED / THE CONFINES – Eytan Rockaway – 2015 – EEUU – Terror

TheAbandoned¿Que levante la mano el que no recuerde con cierto cariño a aquel Scatman Crothers/Dick Hallorann que tan cordialmente mostraba a Jack Nicholson/Jack Torrance y familia las distintas estancias que componía el mítico Hotel Overlook? Pues esa misma, según el caso, entrañable sensación es la que a uno –al menos a mi- le embriaga al comenzar esta “The abandoned”, también conocida como “The confines”.

Pero no es la única referencia en la que la obra de King y/o Kubrick estará presente en nuestra memoria. Luego, cada cuál decidirá si estas impresiones son fortuitas o un simple espejismo, un jugarreta de nuestra mente en busca de sensaciones, pero lo que es indiscutible es que los paralelismos están presentes. A los detalles me remito:

– El primero, como ya he dicho, esa presentación del inmueble. Está claro que, bromas o malinterpretaciones aparte, el color del individuo es el mismo. El tono cómplice, también. Otra cosa es el carácter ‘borderline’ del compañero de la protagonista, pero eso más que parecidos razonables, tiene otras connotaciones igualmente positivas. Pero de eso hablaremos/escribiremos más tarde…

– El segundo, pero no por ello menos importante, las propias características del inmueble. No estamos, evidentemente, ante un hotel de montaña, pero el estilo modernista, de principios del siglo pasado, más que provocarnos recuerdos nos traerá otro tipo de evocaciones, eso sí, igualmente suntuosas. El hall del edificio es sencillamente alucinante, mezcla de lujo y esa decadencia indefectiblemente vinculada a lo siniestro. Por cierto, ¿es causalidad que le presten tanta atención inicial a la llamada “Sala de Baile”?

– Por último, tenemos los sempiternos problemas mentales, y más en los últimos tiempos, empeñados en buscar explicaciones cuando luego se dejan por el camino cuestiones secundarias, pero mejor no entrar en este terreno ya que se podría caer en el error de ‘spoilear’ el film, tenga o no tenga repercusión en el desarrollo.

Ahora bien, llegado el momento de no buscar más ‘parecidos razonables’, cosa difícil ya que aun dejando los reflejos a “El resplandor” los clichés nos asaltan a cada paso, “The abandoned” tiene cosas aprovechables.

El primero sería el rol de Jason Patric. Patric, uno de esos otrora prometedores jóvenes que auguraban mucho, pero que se quedaron por el camino adelantados por otros intérpretes con un mayor atractivo o, siendo más transgresores, con un mejor representante (dígase padrino), se ajusta al estereotipo de cascarrabias agriado, esa misma imagen que uno puede convocar pensando en él y en esas mismas oportunidades que ha perdido. Así, hábilmente, sus responsables permiten que este más que recibir las antipatías del respetable, resulte extrañamente entrañable. Una de esas creíbles paradojas que produce el mundo del cine.

La segunda, el mantenimiento de la tensión. Por tópica que sea la incursión de nuestra protagonista en los sótanos del complejo de apartamentos, se hace inquietante. Y es que nuestro masoquismo cinematográfico –bueeeno, vaaale, el mío al menos- nunca parece saciarse.

HASTA EL MINUTO 47.

Y digo 47 con tanta exactitud, porque ahí es cuando comienza a desvelarse el quid de la cuestión y, lamentablemente, todo lo que se había construido hasta el momento, que parecía firme y bien dispuesto a resistir las embestidas futuras, se cae cual castillo de naipes.

A partir de ahí, todo se va al garete. La atmósfera se disipa y tan solo queda por un lado, una de correrías y por otra, uno de esos dramas sobrenaturales que tanto se llevaron en la anterior década.

Precipitada, sin ningún recurso de género y sobre todo previsible, el film se empeña en explicar durante más de 20 minutos algo que ya hemos visto tantas veces que termina por desesperar. Y no tanto por lo manido como por la oportunidad desperdiciada.

Encima, se calafatea con uno de esos epílogos que busca conmover. Casi lo consigue gracias otra vez a Patric, pero hay tantos interrogantes e incongruencias que uno se olvida de las emociones para, en su lugar, dejar paso a la indiferencia. Si no es algo peor, claro…

Resumiendo, “The abandoned” como mediometraje, respetando los 46 primeros minutos, hubiese sido la bomba. Como largometraje no ha sabido aprovechar una materia prima tan buena y esas evocaciones que jugaban a su favor. Se deja ver, pero es como el tipo inteligente que en un examen por dejadez solo saca un 5 pelado: da ganas de suspenderlo por sobrado.

2de5      /     3de5

GOODNIGHT MOMMY – Severin Fiala y Veronika Franz – Austria – 2014 – Terror psicológico

goodnightmommyLamentablemente más que por la propia condición como película de género, “Good night mommy” saltó a la primera plana de las webs, blogs y redes sociales que habitualmente frecuentan los aficionados porque es/fue la candidata austriaca a optar a la nominación a “Mejor Película de habla no inglesa” en los Oscars de la edición del 2015-2016.

Y esto podría ser algo anecdótico sino fuese porque ya conocemos los parámetros por los que se mueven los académicos cinematográficos, por muy austríacos que sean. Así “Good night mommy” se presenta como un film de autor, con un ritmo pausado, no apto para todo tipo de espectadores.

Y no es tanto el ritmo como las formas ya que el film dirigido a dúo por Severin Fiala y Veronika Franz, se desarrolla minimalista sin casi Banda Sonora ni artificios. Por no tener, no tiene ni atmósfera, ya que paradójicamente –y esto lo considero un acierto- se rodea de una escenografía bucólica que hasta podríamos calificarla como colorista. La fotografía, aprovechándose de las verdes y generosas zonas de cultivo locales, generalmente de grano, en conjunción con los jóvenes protagonistas convoca una imagen de fábula nada fortuita como se puede ver por ese prólogo… musical.

Pero aún va más allá. Además de distorsionar a la conveniencia de su objetivo las apariencias, “Good night mommy” juega al despiste con el espectador ofreciéndole verdades y mentiras a la par, para romper igualmente con lo convencional. Por ejemplo y sin desvelar nada ya que como digo Fiala y Franz lo presentan sin tapujos, hay dos niños, pero parece que solo hay uno. Esto predispone, pero ese es el objetivo.

También es cierto que el eje central no es novedoso y que es compartido con otros títulos convirtiéndose en un subgénero, pero más allá de la idea de conjunto, no se le pueden atribuir muchos de esos decepcionantes parecidos razonables.

Por lo que respecta a elementos puramente de género, estos se concentran en el último tercio. No es terror al uso, no hay sustos, ni siquiera los tópicos habituales, pero sí que llegará a inquietar por la falta de contención. No me explayaré con tal de no destripar nada, pero sí que llega al nivel de provocar algo de grima.

Por último, si habíamos destacado la fotografía y claro está, la dirección, no podemos dejar de alabar las interpretaciones de sus protagonistas y los efectos de maquillajes, que aunque como todo en la película en pequeñas dosis, resultan efectivos.

Resumiendo, “Good night mommy” es terror cotidiano, una de esas perversiones posibles que a veces nos depara la cotidianidad en forma de primera plana de las noticias. Su ritmo lento puede acabar con la paciencia del que busque otro tipo de cine más directo, pero el que esté habituado y comulgue con la “contemplación” cinematográfica se encontrará unas de esas joyitas que a veces nos depara el panorama audiovisual europeo.

4de5

 

HAEMOO (NIEBLA) – Sim Seong-Bo – 2014 – Korea del Sur – Thriller/Drama

NieblaReseña escrita por esta casa para Nido de Cuervos

http://elcuervoenteradillo.blogspot.com.es/2015/11/critica-niebla.html

5de5

EXTINCTION – Miguel Ángel Vivas – España/Francia/EEUU/Hungría – 2015 – Zombies

Featured imageA John Woo cuando desembarcó por primera vez en EEUU le echaron en cara que no podía hacer películas de acción al estilo de Hong Kong, es decir, dejándolo todo para el final. Dejando de lado que el que dijo esto era un poco impertinente porque en parte no conocía muy bien la idiosincrasia de la acción hongkonesa ni, por lo visto, estaba al tanto de la filmografía de Woo, esa misma frase, por significación, se le podría achacar a esta película/realizador.

Pero yo no quiero pecar tampoco de prepotente soltando chorradas porque sí, ya que quizás la culpa no la tiene tanto su responsable directo como sus productores. Y es que bien mirado “Extinction” no es una mala película, pero la forma en que ha sido vendida puede hacer que más de uno eche pestes de ella.

Lo primero que hay que decir es que esta película no es una producción cualquiera. Desde semanas antes de su estreno nos la han estado vendiendo en la cadena pública nacional TVE ya que la misma había participado en su producción. La maquinaría de marketing ha sido tan agresiva –trailer cada media hora- que incluso ha traspasado la lógica hablándose de la producción en otras cadenas privadas sin aparentemente relación con la misma.

Pero más allá del… bombo tenemos ese trailer que ya he sacado a colación. Está claro que no está bien reseñar una película en base a un trailer, pero sabiendo que esto ya es un engranaje más dentro del sistema… Además, a quien hierro muere a hierro mata, y con la difusión que se ha dado al mismo, también cobra algo de lógica que se lo echamos en cara. Y es que en ese minuto de avance se nos vende un trepidante film de zombies que para sobresalir de la media, asfixiados por una moda que parecía ya en declive, se ambienta en un original escenario helado.

El problema –menos para el que no haya visto ese trailer, cosa que se me antoja difícil- es que de lo que se nos vende a lo que es… Está bien eso de aprovechar lo mejor del film para llevar espectadores a las salas, pero que luego no se extrañen –incluso alguno se cabreará- si luego alguien saca a relucir la siempre parcial “tomadura de pelo”.

“Extinction”, para empezar, no se puede calificar como una película de zombies. Está basada en un libro que apareció en plena fiebre por el fenómeno zombie y que tuvo buena acogida, pero sinceramente, para lo que la mayoría de los mortales consideramos muertos vivientes… solo en los cinco primeros minutos de la película. Alguno podría tachar a los propios personajes, sobre todo al interpretado por el reclamo internacional Matthew Fox, una alegoría del muerto viviente, pero en esa impresión tenemos gran parte del “secreto” del film: “Extinction” es más un drama con trasfondo que una película de género.

Quitando un par de cortas escenas donde se presenta la amenaza, todo el contenido aventuresco y actioner se sitúa en los últimos quince minutos, y para postre, bastante alejados de lo que se entiende por espectáculo. Vamos, que para el joven incauto que vaya a ver el film atraído por los zombies y ese escenario helado, saldrá decepcionado y con muchas posibilidades de haberse aburrido. Al resto de espectadores, depende.

Como hemos dicho el film es un drama. Tenemos personajes con pasado tortuosos y hay una importante carga sentimental que une a los personajes, pero todo suscita, bajo mi punto de vista, una artificialidad demasiado evidente ya que recurre a tópicos que encima, para mayor despropósito, no tiene más función que la de simple adorno. Por ejemplo, esos mensajes de radio que le llegan al protagonista. Entre que no esconde su origen -origen manido- y que tan pronto como llegan, desaparecen… no quiero calificarlo como relleno, pero lo parecen.

Luego tenemos ese triángulo conformado por los protagonistas que carece de misterio. Solo nos queda por despejar la incógnita del porqué, pero cuando uno termina por zambullirse voluntariamente en el estupor general con tal de evitar la siempre inútil indignación, llega incluso a perder el interés.

Y cuando empieza realmente a coger ritmo el film cae en los errores de la serie B: personajes que aparecen de la nada con excusas vergonzantes, resoluciones que hasta un niño nunca escogería, y un final que viene a resumir la falta de ambición del film. Que esa revisión del clásico acoso y derribo westerniano quiera ser el colofón de un film destinado a llamar nuestra atención, amantes del género, es un flaco favor que se hace a todos los implicados en la misma.

Y es que técnica y artísticamente “Extinction” tiene poca cabida para el reproche. Los actores se creen la historia y la defienden; la dirección es correcta, es verdad que la continuidad se encalla en algún flashback, pero tiene otros detalles que lo compensan como esa especie de travelling vertical uniendo la acción entre las diferentes plantas del edificio; y por último, los efectos especiales se encuentran a nivel satisfactorio, a pesar de que esos engendros –tiene narices que hasta los propios personajes se pregunten por su origen dejándolo como otras tantas cosas a merced de la inteligencia de los espectadores- parezcan más salidos de un “Resident Evil” cualquiera que de una producción de zombies.

Resumiendo, “Extinction” como drama aprueba, pero como film de género –cómo está siendo vendido- le falta acción y espectáculo. Quizás todo se resuma a que quiere seguir la línea emocional de otras producciones que tratando casi el mismo tema han tenido éxito, pero aquí se olvidan de que el espectador no es tonto, y que no puedes dejar cosas en el aire cuando otras están harto mascadas.

Featured image    /     Featured image